… para encontrar eL compás…

…sóLo hay que oír con Los ojos…

…y encontrar eL sonido deL coLor.

corazón de lápices

La diseñadora de joyería Anna Čurlejová convierte los lápices de colores en arte que te puedes poner. Según cómo se corten los lápices, crea formas de panal o largas líneas de color. El barniz los mantiene en su sitio.

Esta artista checa ganó el tercer premio en una competición de diseño de logos en 2007-2008 y participó como Erasmus en la Academia de Bellas Artes de Lodz, en Polonia, en 2012-2013.

 

Anuncios

…éL…

…éL

…eL príncipe azuL de cuaLquier historia de perdices…

…éL…

…eL que da fuerza a Lo sensibLe…

…éL…

…eL que cierra mi círcuLo…

..a éL…

…por ser eL hermano pequeño deL cuento…

…a éL…

…por aLentar  a Las eLes a voLar mi  nombre….

…a éL…

…y a su doce de enero…

¡…feLiz “ceLebra vida”…!

La LLave de La suficiencia de Las cosas…

…sóLo es suficientemente correcta…

con suficiente amor.

 

llaves antiguas

Imagen: Pinterest.

“No hay dificultad que no pueda ser conquistada con suficiente amor.

Ni enfermedad que no se pueda curar con suficiente amor.

No hay puerta que no se abra con suficiente amor.

Ni abismo que suficiente amor no pueda cruzar.

No hay muro que suficiente amor no pueda derribar.

Ni pecado que suficiente amor no pueda redimir.

No importa cuán profundo sea el problema,

ni cuán desesperada la perspectiva,

cuán confuso sea el enredo,

o cuán grande el error cometido,

con suficiente amor, todo se disolverá.

Si sólo pudieras amar lo suficiente,

serías el ser más feliz de la tierra.”

Emmet Fox.

…eL briLLante pLan de Las estreLLas…

…cuando te miran todas a La vez.

 estrellas

“Cuando me amé de verdad
comprendí que en cualquier circunstancia,
yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta,
y en el momento exacto, y entonces, pude relajarme.
Hoy sé que eso tiene un nombre… 
Autoestima

Cuando me amé de verdad,
pude percibir que mi angustia,
y mi sufrimiento emocional, no es sino una señal
de que voy contra mis propias verdades.
Hoy sé que eso es… 
Autenticidad

Cuando me amé de verdad,
dejé de desear que mi vida fuera diferente,
y comencé a aceptar todo lo que acontece,
y que contribuye a mi crecimiento.
Hoy eso se llama… 
Madurez

Cuando me amé de verdad,
comencé a percibir que es ofensivo tratar de forzar alguna situación, o persona,
sólo para realizar aquello que deseo, aun sabiendo que no es el momento,
o la persona no está preparada, inclusive yo mismo.
Hoy sé que el nombre de eso es… 
Respeto

Cuando me amé de verdad,
comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable:
personas, situaciones y cualquier cosa
que me empujara hacia abajo.
De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo.
Hoy se llama… 
Amor Propio

Cuando me amé de verdad,
dejé de temer al tiempo libre
y desistí de hacer grandes planes,
abandoné los mega-proyectos de futuro.
Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta,
cuando quiero, y a mi propio ritmo.
Hoy sé que eso es… 
Simplicidad y Sencillez

Cuando me amé de verdad,
desistí de querer tener siempre la razón,
y así erré menos veces.
Hoy descubrí que eso es… 
Humildad

Cuando me amé de verdad,
desistí de quedarme reviviendo el pasado,
y preocupándome por el futuro.
Ahora, me mantengo en el presente,
que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez.
Y eso se llama… 
Plenitud

Cuando me amé de verdad,
percibí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme.
Pero cuando la coloco al servicio de mi corazón,
ella tiene una gran y valioso aliado.
Todo eso es… 
Saber Vivir

No debemos tener miedo de cuestionarnos,
de hecho hasta los planetas chocan,
y del caos suelen nacer la mayoría de las estrellas.”

–Charles Chaplin

…baLancearse entre Los finaLes de año…

…para equiLibrar Los desequiLibrios.

aprender de la vida

*Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre.

*Ella se llama Iris y hace cuatro años, cuando tan sólo tenía cinco meses, la diagnosticaron leucemia.  Hoy Iris es una niña feliz.

Y hoy, hace exactamente cuatro años más un día, que para muchos de nosotros, la palabra “VIVIR” se empezó a escribir siempre en mayúsculas, se la agregaron neones de colores brillantes y se la enseñó a nadar. Todos y cada uno de los que comenzamos con ellos esta aventura contra molinos de viento, cual Don Quijotes de La Mancha, hemos aprendido que en realidad para “seguir nadando”…, lo único que necesitas es “VIVIR mientras tanto”.

Ayer su madre, Belén, escribió unas palabras que me encantaron. No se me ocurre mejor manera de hacer balance de un año viejo que se va y de soñar con uno nuevo.  Os dejo con ellas. ¡Feliz VIVIR a todos!

“Como muchos sabéis, hoy es un día especial para nuestra familia. Un día como hoy, hace cuatro años, empezábamos un camino duro y difícil. Y como otros años, hoy quiero compartir con vosotros mis reflexiones sobre esta aventura no elegida.

Llevo unos días pensando en la palabra OLVIDO. Desde aquel primer día de hospital, ha estado presente en nuestras vidas. No recuerdo casi nada de aquellos momentos, imagino que porque mi mente ha decidido bloquearlos para que no me hagan daño. Pero poco a poco, me doy cuenta que voy empezando a olvidar otras cosas. Ya no recuerdo el nombre de las quimios, ni el de muchas enfermeras. Ya no oigo el pitido de la bomba en sueños y he olvidado los números de habitación en los que estuvimos. Creo que es algo bueno, olvidar. Supongo que si no recuerdo ciertas cosas, es porque estoy superando todo el daño que he sufrido.

Pero también me doy cuenta de que hay cosas que no puedo ni quiero olvidar. No puedo olvidar a ninguna de esas estrellas (demasiadas) que no deberían estar en el cielo. No quiero olvidar lo fuertes que fuimos, luchando juntos contra el miedo. Tampoco a toda esa gente que nos prestó su fuerza para ayudarnos a levantarnos cada día.

Pero sobre todo, no quiero olvidar que la felicidad no se encuentra en las grandes cosas, sino en los pequeños momentos. Una cena en familia, una ducha tranquila, una cerveza en buena compañía… esas son las cosas que importan.

Un año más, olvidemos lo que no importa y hagamos de lo que sí nuestro mantra de vida. VIVID, con fuerza, con ganas, cada segundo. De verdad, no hay más secretos.”

Belén.

…LLenar*se de empatía…

…para que aL corazón…

…Le quepan* Los motivos.

chico con gorro y corazón

Fotografía: Martin Waldbauer.

*

“LLenar” Verbo transitivo. Hacer que un espacio quede ocupado por alguien o algo, ocupar [alguien o algo] un espacio determinado.

“Quepan” del verbo “caber”:  Verbo intransitivo. Tener [algo o alguien] el tamaño necesario para poder entrar por completo dentro de determinada cosa, abertura o paso. Corresponder o tocar a alguien o algo [determinada cosa inmaterial].

…emocionarse ante eL miedo…

…cuando es éL, eL que pierde* La bataLLa.

hombre y piedra.jpg

Fotografía surrealista: Tommy Ingberg.

*

http://www.cuatro.com/chesterinlove/Charla-completa-Antonio-Pampliega-integra_2_2473830122.html

“Antonio, como periodista freelance especializado en zonas de conflicto, había viajado a Siria en numerosas ocasiones. Sabía entrar y salir del país pero lo que ocurrió durante su último viaje lo cambió todo. Confiesa haber tenido un presentimiento en el que le advertía que no debía fiarse del traductor que llevaba consigo. Días más tarde sus sospechas se confirmaron cuando descubrió la traición, llevada a cabo con una simple fotografía publicada en redes sociales.

Pampliega cuenta cómo fueron sus primeros días de encierro. Estaba en una casa junto a sus compañeros periodistas, la puerta de su habitación estaba siempre abierta aunque la salida era complicada debido a las rejas que había en las ventanas y al pestillo que custodiaba la entrada principal. ¿Tuvo posibilidad de escapar? Sí pero, como confiesa el periodista, tenía que hacerle frente a los secuestradores y “para matar hay que valer”. Él nunca se atrevió.

Antonio y sus compañeros periodista tenían un buen trato con los secuestradores. Les informaban de los resultados del Real Madrid en los partidos de fútbol y hasta jugaban al ajedrez. Pero una carta, de un ex militar español, dirigida expresamente a Antonio lo cambió todo, a peor. Los secuestradores comenzaron a pensar que era un espía y le separaron de sus compañeros. A partir de este momento estuvo 204 días encerrado en una habitación: “Ahí empezó un secuestro de verdad, con malos tratos y vejaciones”.

Estos meses de absoluto aislamiento fueron los más duros. Antonio recuerda con especial dolor el día en el que sus secuestradores representaron su ejecución. Tenían como objetivo principal atemorizarle. Y lo consiguieron. Le obligaron a arrodillarse para después colocarle un cuchillo de sierra en el cuello. Acto seguido, el segundo de sus secuestradores comenzó a grabarle con la cámara de su teléfono móvil. Cuando creyó que todo estaba perdido, los yihadistas comenzaron a  reírse y le advirtieron que eso sería lo que le pasaría si decidía en algún momento escaparse.

Esto provocó un antes y un después en el ánimo de Antonio, a quién se le pasó por la cabeza la idea de acabar con tanto sufrimiento. Las palizas y vejaciones eran constantes y por eso, cuando el periodista vio unas cuchillas de afeitar que sus secuestradores se habían dejado en el baño, no dudó en hacerse con ellas e intentar quitarse la vida: “Tengo marcas en mi cuerpo”, asegura.

Tras 204 días completamente solo, llegó el día de su liberación. Antes de esto, Antonio creyó que su muerte estaba cerca, pues los secuestradores le intimidaron con el símbolo del estado islámico impreso en una gorra. Le taparon la cara, le colocaron unos grilletes en las muñecas y se lo llevaron a un lugar donde le esperaban sus dos compañeros. “Pensé que nos iban a vender, a matar o a liberar”, confiesa Antonio. Por suerte fue esta tercera opción. Más tarde, Pampliega le cuenta a Risto lo complicado que fue el momento posterior a su liberación, pues tenía miedo de llamar a casa y que una enfermedad se hubiera llevado a su madre para siempre.

La familia de Antonio también sufrió el secuestro del periodista. No supieron nada de él durante 299 días. Antonio lamenta el daño que les ha podido ocasionar y no cesa en pedir perdón al respecto: “Me culpé por ello cada día y aún lo sigo haciendo”, confiesa emocionado. Además, el Chester ha recibido la visita de su hermana Alejandra, quien relata cómo llegó a escribir una carta de despedida a su hermano, la cual rompió porque se sentía mal. Al final de su entrevista. Antonio reflexiona acerca de todo lo sucedido y nos cuenta que no hay que tenerle miedo a los atentados yihadistas“Es lo que quieren, rompernos nuestro modus vivendi”. Por eso Antonio decidió volver a Siria, haciéndole frente a este terrible sentimiento.”

 

 

…eL truco para combatir eL frío…

…siempre estuvo en regaLar un pingüino* a otro pingüino*.

pinguinos sebastio salgado

Fotografía: Sebastiao Salgado.

*” A pesar de siempre andar en grupo, los pingüinos eligen una pareja para toda la vida, por eso se cree que estos animales son símbolo de romanticismo porque son monógamos, y tienen un ritual especial para enamorar a su pareja.

Cuando un pingüino macho se enamora de un pingüino hembra, busca la piedra perfecta en toda la playa para regalársela. Cuando finalmente la encuentra, él se inclina y coloca la piedra justo frente a ella. Si ella toma la piedra, significa que acepta la propuesta.

Una vez al año se reúnen en el mismo lugar, lo que se llama la parada nupcial. Cada uno memoriza tan bien el canto del otro que, tras meses de separación consiguen localizarse. El cortejo es todo un ritual.

Cuando un macho corteja a una hembra infla su pecho e inclina la cabeza hacia atrás y ambos empiezan a emitir fuertes sonidos parecidos a un rebuzno agudo. Se pueden gritar mutuamente por horas. Muchos llaman a estos cantos “la canción del corazón”, ya que cuando una pareja de pingüinos se une es para toda la vida. Son una de las especies más fieles.”

…en eL centro neuráLgico de una pompa de jabón…

…eL ánguLo muerto deL ojo…

es más feLiz.

pompas de jabón rubia

Imagen: Google.

Ángulo muerto del ojo; El punto ciego, también conocido como papila óptica, mancha ciega o disco óptico, es la zona de la retina de donde surge el nervio óptico. Esta zona del polo posterior del ojo carece de células sensibles a la luz, tanto de conos como de bastones, perdiendo así toda la sensibilidad óptica. Normalmente no percibimos su existencia debido a que el punto ciego de un ojo es suplido por la información visual que nos proporciona el otro. También es difícil percibirlo con un solo ojo, ya que ante la falta de información visual en la zona del punto ciego, el cerebro recrea virtualmente y rellena esa pequeña área en relación al entorno visual que la rodea.

Lengua-je de Los *besos…

…chiquititos…

cuando te dejan sin aLiento.

beso caracol

Fotografía: Pinterest.

*
“Según algunos expertos, somos capaces de recordar el 90% de los detalles de nuestro primer beso. Mucho más que nuestra primera relación sexual.
El origen de los besos se cree que viene de cuando los primates masticaban comida y se lo daban a sus crías de boca a boca.
Se dice que hay 15 tipos diferentes de besos románticos y el kamasutra describe hasta 30 tipos de besos diferentes.
Los labios son una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo y que poseen más neuronas sensoriales, incluso son 100 veces más sensibles que las yemas de los dedos y más sensibles incluso que los genitales.
Un buen beso actúa como una droga, segrega hormonas como la oxitocina, la dopamina y la serotonina, hormonas que también segregamos cuando tomamos chocolate o al consumir cocaína.
En un beso intercambiamos dos millones de bacterias y 40.000 microorganismos…pero también segregamos neuropéptidos que nos ayudan a combatir las infecciones.
Hay un estudio que muestra que si una mujer besa a su marido antes de que éste se vaya en coche tiene un 50% menos de probabilidad de tener un accidente.” 
Elsa Punset.

…como eL tembLar de un Latido…

…cuando aLgo te deja sin paLabras…

…pero te LLena de puLsos*.

fotos que dejan sin palabras2

*Pulsos: Serie de pulsaciones perceptibles en algunas partes del cuerpo, como el tórax o la muñeca, debidos al movimiento alternativo de contracción y dilatación del corazón y las arterias.

“¡Todo era amor…amor! No había más que amor. En todas partes se encontraba amor. No se podía hablar más que de amor. Amor pasado por agua, a la vainilla, amor al portador, amor a plazos. Amor analizable, analizado. Amor ultramarino. Amor ecuestre.(…) Amor con sus accesorios, con sus repuestos; con sus faltas de puntualidad, de ortografía; con sus interrupciones cardíacas y telefónicas. Amor incandescente y amor incauto. Amor indeformable. Amor desnudo. Amor-amor que es, simplemente, amor. Amor y amor… ¡y nada más que amor!” Olvierio Girondo.

 

 

La fuerza de La debiLidad…

de quienes quieren querer…

y pueden.

La fuerza de La debiLidad

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre.

Crossfit:  también conocido como CrossFit (nombre de la marca registrada por su creador), es un sistema de entrenamiento que se basa en una variedad de ejercicios realizados con mucha intensidad. Su finalidad es permitir el desarrollo de diversas capacidades corporales.

 

Las cuatro Locuras de un cuento..

…que aprendió a esconderse en Lo inoLvidabLe.

Tintín: ¿qué tal tu sed de aventuras Alicia?

Alicia: … creo que he perdido la cabeza…, a veces hasta pienso en seis cosas imposibles antes de desayunar…

Tintín: ¡¡¡Mon diu!!!

Sombrerero Loco: Alicia… Tintín… La imaginación es la única arma en la guerra con la realidad. Nunca perdáis vuestra muchosidad porque la cabeza ya la hemos perdido hace tiempo. Tú qué dices Pedro?

Pedro Picapiedra: ¡Yabba dabba doo!

mi cuento favorito

Fotografía: Donde Las eLes encuentran su nombre.

La Locura de voLverse chifLado…

…para ser mejor persona.

Alicia: Desde que llegué aquí por perseguir al conejo blanco, se me ha dicho qué debo hacer y quién debo ser, me han encogido, me han estirado, rasguñado y atrapado en una tetera, también se me ha acusado de ser Alicia y de no ser Alicia, pero este es mi sueño, desde ahora voy a decidir lo que pasa… Yo forjo el camino ahora.  Me he vuelto loca papá?

Papá de Alicia: Me temo que sí, te has vuelto loca, demente, chiflada; pero las mejores personas lo están.

alicia tirando cartas al aire

 

Fotografía de Lisa Walsh Photography