La maraviLLosa distancia de los centímetros…

esa que estás deseando que suceda cuando te vuelves a ver,

cuando llega el momento de quererse a rabiar…y vas y puedes pero no debes,

la que no espera a los metros,

el milímetro milimétrico que se mide en abrazos,

ese que llevamos meses esperando y nos deja sin palabras,

lo que era antes normal y ahora nos soprende,

el instante en el que decides, y que conviertes “un sí o un no” en algo que te puede cambiar la vida,

cuando la palabra “juntos” se vuelve casa,

esos centímetros… que en nuestro “hoy” nos cuesta tanto gestionar,

los que deseas con todas tus fuerzas y a los que a su vez sabes que no puedes sucumbir…para proteger a los que más quieres…

la distancia del amor…

cuando querer mucho a alguien es sinómimo de seguir multiplicando centímetros,

esos dos segundos de sus risas a dos metros y que son suficientes para que te sientas de nuevo vaLiente,

esos maraviLLosos centímetros de distancia…

con los que tendremos que seguir soñando para que se conviertan en reaLidad.

Puntuación: 5 de 5.

KiLo y medio de sueños…

de los que puedes imaginar a granel,

sin necesidad que estén metidos en su envase,

sin contarles cuentos para que se duerman,

con tormentas que no atormentan, de esas que sólo huelen a tierra mojada,

sueños al libre albedrío

de los que cuando tiras la toalla, te envuelven en la suya,

sueños de precipicio, de esos que te aterran y te fascinan a la vez,

de los que se pesan en báscula antigua, sin restarles ni un sólo ápice de maravillas…

ochocientos gramos de ganas de ser lo que quieras ser en cada uno de sus intentos por convertirse en realidad,

kiLo y medio de sueños para desayunar, para comer y para cenar…

Kilo y medio de sueños para poder dormir…

¡despierto!

Fotografía: Kent County. Mennonite. Canada. 15 de Junio de 1996

Puntuación: 5 de 5.

¡Sé la luz de tu sombra!

¡Sí!, esa que salta cuando tú no tienes ganas,
¡Sí!, esa que abraza a distancia, que es como enviar refuerzos,
¡Sí!, esa que no se oculta de lo que le da miedo,
¡Sí!, esa que te espera a la vuelta de la esquina para sorprenderte con sus brillos,
¡Sí!, esa que suelta a la persona que solías ser y le da la bienvenida a la que te has convertido,
¡Sí!, esa que le da existencia a cualquier hubiera,
¡Sí!, esa que parece que no te da nada, pero te da su tiempo,
¡Sí!, esa que dice síes a los noes para que puedan existir los “tal vez”,
¡Sí! esa que se convirtió en piedra y que te trajo hasta aquí de un sólo salto.

¡Sé la luz de tu sombra!

porque sólo así la destacarás del fondo.

da un salto

¿Y cómo sabes que te quiere?

Porque no me niega, porque no me esconde entre las sombras…

porque ¡me presume!.

El mundo de los “ojaLás”…

de los deseos hilvanados a la pata de mi cama,

de esos que no se pueden pedir por amazon en un sólo clic,

de las cosas que no son cosas, que son las que son más importantes,

de los silencios anhelando el ruido de los abrazos,

de la piel de gallina calmando su tiritona,

de las nubes que coges con un alfiler para envolverlas como regalo,

de un “perdóname” dándole la mano a un “no hace falta”,

de los amores correspondidos durmiendo en la misma cama,

de conseguir lo que te propongas a base de besos desenredados,

de esa declaración de intenciones cuando se hace realidad,

de las palabras cuando abrigan y te quitan las lágrimas de los ojos,

del corazón haciendo calceta con los abrazos que están por venir,

de tí, de mí, de nosotros…y de todos los “continuará” que escribiremos juntos,

de la ternura… cuando levanta barricadas,

…de los ojaLás*…

y de la maravillosa manera en la que el universo confabula para que sucedan.

Las reglas del juego por Chema Madoz

Las Reglas del Juego. Chema Madoz.

*Ojalá: Interjección. Denota vivo deseo de que suceda algo.

https://www.youtube.com/watch?v=JB8c9deYEfE

…¡Date un abrazo!…

de los de encuentros en la tercera fase,

así sin pedir permiso,

con alevosía y premeditación,

sin mascarillas que valgan,

con el virus del “yo si puedo” inoculado en todo tu ser,

sin preguntarte un ¿por qué si? ni un ¿por qué no?,

con un diente de león susurrándote al oído,

sin que la libertad la defina un estado de alarma,

con un “sin” con un “con”,

sin el libre albedrío pisándote los talones,

con el sol atardeciendo en tu retina,

sin miedo a tener miedo,

en la salud y en la enfermedad y cuando reniegues de la vida…

…¡Date un abrazo!…

-de esos de oso-

y dos, y tres…

hasta el infinito…

y más aLLá.

diente de león y sol

RefLeja…

¡te!

en cuaLquier espejo que te devuelva tu mejor versión,

en esos ojos que te recuerdan cada día lo guap@ que eres, aunque ese día no lo estés,

en esas canciones que te pones para sonreír,

en los miedos a los que ya no tienes miedo,

en las flores que salen esta primavera contra viento y marea,

en esas conversaciones que relees y que siempre te abrazan,

en la amabilidad que te devuelven los columpios en cada balanceo,

¡RefLéjate!

en todo lo bonito que puedes llegar a ser,

en esa fe que se fue a mover una montaña,

en el dolor del que llora, para así poder acurrucarlo,

¡RefLéjate!

en el “te quiero” más maravilloso jamás contado,

en ese amor de rutina que te acompaña por la mañana en cada desayuno,

en ese ser que siempre está ahí a pesar de tus sombras.

¡RefLéjate!

porque así podrás refLejarLe a tu pronombre personal “ti” favorito…

la Luz que te dedica.

alivio

Estimado miedo…

¡suéLtanos!

vete con los temores, la culpa y los te quiero de mentira,

con la cobardía, con la tristeza y con los virus que provocas.

¡Lárgate!

a un lugar donde los álbumes de fotos te recuerden que pudimos contigo,

en el que los abrazos te apreten tanto tanto…que te hagas pequeñito,

a ese sitio en el que la mampara de la ducha se desempañe y te reduzca a minúscula gota de agua…

para que así podamos ver la Luz.

Porque querido miedo…

lamento comunicarte…

¡que ya no te tenemos miedo!

al descubierto

Querida marmota…

tengo un día para tí,

veinticuatro horas exactas a las de ayer,

miL cuatrocientos cuarenta minutos en los que repetir rutinas,

ochenta y seis mil cuatrocientos segundos en los que vivir exactamente lo mismo, pero sin que nosotros seamos iguales,

8,64e+7 milisegundos de soledades llenas de expectativas,

8,64e+10 microsegundos en los que la vida deja de ser multitud,

un puñado de “ahoras” encadenados que saben a la misma casa,

la ausencia de un despertador,

el ordenador como oficina,

los buenos días con el mismo pie,

Querida marmota…

tengo un regalo para ti,

un mapa del tesoro hacia lo distinto,

lo único que hará que tu día exacto al de ayer sea sublime,

la piedra roseta de cualquier encierro,

un milagro para hacer de lo igual, diferente,

Querida marmota…

te regalo “actitud”,

de la que te aporta experiencia,

de la positiva,

de la que no se rinde,

de la que convierte un salón en una playa,

un sofá en una hamaca,

un teléfono en caracola,

la imaginación en carcajada,

y un libro abierto en un viaje.

Querida marmota…

¡shhhhhhhhhh!

Guárdame el secreto…

-riéndoLo a voces-

querida marmota

https://www.youtube.com/watch?v=mXj_Tpunct0

La rosa que se enamoró del nudo…

que malentendió el amor,

que le dejó usar armas… en el único sitio donde siempre debió haber paz y no guerra,

la flor que se escapó de su maceta con la ilusión prendida en su espina,

que se ató a otro corazón queriendo mucho y que cada vez se quiso menos,

esa historia romántica que sólo fue cuando no era,

la mentira que se convirtió en verdad de tanto repetirla,

el lazo cuando en lugar de adornar aprieta,

la herida abierta hecha rutina,

esa sístole y diástole pidiendo tregua,

el amor cuando no es amor.

y ese fin del cuento…

cuando es necesario,

y se desata mandando a la culpa a paseo,

para que nunca encuentre…

el camino de regreso.

rosa amarrada a palo

 

 

Punto y aparte.

Punto de inflexión.
Punto que te lleva a otro párrafo.
Punto que cambia de tema.
Punto para mirar a tu alrededor.
Punto al que ya no volverás porque es pasado pero que dejó marca en tu línea.
Punto de bolillo.
Punto para poder seguir.
Punto que dice basta a un conjunto de letras.
Punto de seguir adelante.
Punto de punto, sin comas, sin repeticiones, sin vuelta atrás.
Punto sin consecutivos pero con consecuencias.
Punto que da el relevo a otro punto del que eres el protagonista de otra historia.

Punto

y

aparte.

que pare el vértigo

Punto y aparte

Punto que se emplea cuando acaba un párrafo y el texto continúa en una nueva línea.Expresión que se utiliza para indicar que una cosa o una persona tienen unas cualidades o características (positivas o negativas) que la hacen extraordinaria dentro de las de su género; también se utiliza para expresar que una persona marca el final de una etapa en su vida.

Luces en los charcos…

que nos iluminan en la oscuridad,

que nos recuerdan que hoy es el último día que sucederá ahora,

esas maravillas tintineantes que descongelan de la cuarentena, corazones atados a la pata de la cama…

agazapados en las sombras, sumidos en un bucLe que parece no tener fin,

esos destellos que entre lección y lección, consiguen que la vida te de un recreo,

y que cuando tus interruptores que encienden las luces del alma parecen no funcionar….

hacen que luzcas contra todo pronóstico en los ojos de quién te mira.

Luces en los charcos…

ese infinito mundo de reflejos con los que no contabas y que sirven de camino de baldosas amarillas hacia un mundo más amable, más abrazable,

un mundo en el que las letras de tu nombre…

encuentren su sitio.

luces en los charcos

Cuestión de fe…

en todo lo que se ha dado la vueLta,

de sacarle la lengua a lo imposible desde ventanas abiertas de par en par,

momentos para creer que la incertidumbre nos enseñará su cara amabLe,

de encontrar la manera de ver el lado bueno de las cosas,

de soñar despierto a las once de la mañana,

de sacar un rayito de soL a tanta lluvia,

de hacer equilibrismos en cuerdas a punto de romperse para volver a recomponer el camino,

de perder la esperanza y que sea ella quién nos encuentre,

de confiar que el universo nos recompensará con un cielo lleno de estrellas en las noches de verano.

Cuestión de fe…

en caracolas de mar que amplifiquen nuestro eco,

en el que se oiga aLto y cLaro el sonido de un abrazo.

chica asomada a la ventana

Volveremos a los coLumpios…

volveremos a encender la luz de las calles,

volveremos a ver cómo se pintan arcoíris en el cielo mientras viajamos,

volveremos a revivir a golpe de abrazos,

volveremos a dar la mano en lugar de señalar,

volveremos a jugar a piedra, papel o tijera a centímetros de distancia,

volveremos a ser vulnerables a los besos de cerca,

volveremos a creer que todo es posible,

volveremos a vivir en modo fácil, así como quién sale a dar un paseo por la calle y es feliz,

volveremos a comer en una mesa larga y con muchas sillas llenas,

volveremos a no oírnos por las risas,

volveremos a hacer todo lo simple, todas las cosas pequeñas que no valorábamos y las convertiremos de nuevo en lo que nunca debieron dejar de ser… cosas gigantes,

porque querido universo…

ya te hemos entendido.

columpio

De los intentos cuando hacen equiLibrios…

de las cosas cuando no salen a la primera, ni a la segunda, ni cuando crees que no puedes más,

de los “vuelve a intentarlo” cuando te los dices a ti mismo,

de ese momento en el que te quieres rendir… y te enfadas contigo,

de la convincente voz de nuestro “yo demonio” cuando nos asegura que “no vamos a poder”… y aún así lo llevamos la contraria,

del sueño que ayer diste por perdido y que hoy se volverá a meter en tu cama,

de ese resoplido cuando se convierte en resumen emocional… y vas tú y le cambias el argumento,

de quién te quiere cuando hace que no dudes y envuelve tus erratas en papel de regalo,

de cuando cometes un acierto y por fin no enmascaras lo que sientes,

de ese urgente sorbo de realidad que te repite que no puedes volar y de esa imaginación desbordada que le replica que quizá sólo sea una cuestión de saber inventarse unas aLas y cerrar los ojos.

De todos nosotros a los treinta y dos días sin salir de casa…

de tú contigo mismo…

parpadeando intentos con Luces de neón.

¡Ánimo!

¡KEEP TRYING!

sigue intentándolo

 

El vaLor de un beso…

cuando el proceso se hace casi imposible en los tiempos que corren…,

cuando sobran ganas y falta tacto,

cuando vienen curvas en una carretera recta,

cuando el ¿cuándo? es el problema,

cuando el ¿cómo? es una incógnita,

cuando “querer es poder” no vale de mucho,

cuando tener a quién amas en casa en esta cuarentena es una auténtica maraviLLa,

cuando besar no es para tanto, es para demasiado,

cuando ella no lo sabe pero no le hace falta pintalabios para marcar su aLma, cuando él lo desconoce pero le sobran ilusiones para regalárselas.

Como cuando es el día internacional del beso…

y sonríes…

sólo porque puedes darLo y recibirLo.

 

beso proceso

La tuerca que me falta…

el tornillo que tengo de más,

las vueltas a la cama que da mi imaginación,

mi sueño cuando se queda despierto,

la caja de madera que pide a gritos no contener nada para poder estar llena,

esa persona a la que eliges para volver a pasar la cuarentena, una y otra vez, en bucle, en progresión aritmética…

a pesar de las rutinas, a pesar del roce que hace el roce.

La tuerca que me falta…

y esa manera que tienen mis seres queridos de mimar esa ausencia,

de amortiguar mis maneras,

de quererme siempre en lugar de “a veces”,

de desenredar mis nudos,

de ponerme fácil lo difícil,

de besar mis engranajes…

y conseguir por fin,

que en mi casa no se vuelva a conjugar el verbo “faltar” o “pedir”, si no es para referirse a la saL.

Me falta una tuerca

El sinsentido de los sentidos…

ese vacío tan LLeno y ese LLeno tan vacío,
nuestro caos cuando está en orden,
el hilo rojo cuando simplemente es el envoltorio de unos pasteles,
las montañas rusas para los juegos, no para las emociones,
como cuando la vida es tan bonita que a veces se despista,
como cuando es el ruido el que no te deja ver,
como cuando el viaje más emocionante que haces se llama “casa”,
como cuando “como y cuando” no funcionan como adverbios interrogativos.

El sinsentido de mis sentidos…

ese que convierte en piña de aplausos los balcones vecinos de mi hogar,
y te manda por unas vías de tren imaginarias a ese lugar de pequeñas cosas…

en el que encuentras tu sitio,

con un boleto…

de ida y vueLta.

piña casa

En busca de un lugar…

donde todo deje de doler,

donde las relaciones personales produzcan cosquillas, no desconfianza,

donde existan virus que acaben con el odio,

donde todo sean posibilidades mientras se siga andando,

donde se cuide más que se hiera,

En busca de un lugar…

en el que para quien realmente quiera estar a tu lado…cualquier distancia le sea puente,

en el que la esperanza tenga mas argumentos que el miedo,

en el que la fortaleza sean las personas que se ama,

un lugar…donde abrir una ventana no sea cerrar una puerta,

donde estar en el sitio que estás ahora…

sea más que suficiente.

asomarse a la vida

Mi “sí cumple vida”…

ese día favorito en el que vine al mundo,

en el que se confabuló el universo para colocarme rodeada de seres humanos maraviLLosos en los que acurrucarme cada ocho de abriL,

de esos que me hacen ser mejor persona,

de los que me suman aunque la cuenta pinte a resta.

Mi cumple “Sí”…

día superLativo en el que me dibujan “te quieros” de regalo colgados en girasoles,

día de altos vueLos, de música celestial que sabe a besos,

de magia envuelta en mensajes que convierten abrazos virtuales en sentimientos que me ponen la piel de gallina.

Mi “Sí” cumple…

ese en el que me doy cuenta… de que mi mejor parte es la que toca a la gente que adoro,

en el que sólo puedo sentarme encima de la palabra ¡”GRACIAS”!

y gritaros al oído…

el mejor

“Os quiero”

jamás contado.

Bicilau4

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre. S.  Copyright ©.

 

Dame tu mano…

como si estuvieras aquí…

como si no hubiera “en tu casa o en la mía”…

como si para florecer sólo necesitara imaginármelo…

como si este año mi cumpleaños tuviera como sorpresa poder abrazar a la gente que quiero…

como si en vez de café tuviera besos para desayunar…

como si mi regalo viniera envuelto en abrazos apretados, de los de muy cerca, de los de “me quedo”, de los de “todo pasará”.

Dame la mano…

y deja que las margaritas hagan el resto,

que entre la luz a raudales por mis ventanas,

para que nazcan de todas las ganas que sembraste,

para que crezcan de cada uno de tus síes,

para que no deshojen la primavera,

y que conviertan después de este “quédate en casa” en blanco y negro,

un maravilloso mundo de arcoíris de coLores.

mano con barro y margarita

Él la preguntó…¿Dónde está tu recuerdo favorito?

Y ella lo tuvo claro: -En tus ojos.

Cuestión de respiros…

de contar hasta diez,  hasta once y hasta donde nos lleguen los números,

cuestión de aprender que quizá no era la prisa la dueña de nuestras vidas y sólo la poníamos de excusa para no pensar en lo que debíamos pensar.

Cuestión de tiempo, y de tiempos…

en los que darnos cuenta que necesitamos más de lo necesario a personas y a cosas sólo para distraer a la vida de lo verdaderamente importante.

Cuestión de segundos consecutivos en los que coger el toro por los cuernos, en los que no mentir-nos, en los que hablar con el ser humano que tenemos dentro,

minutos en los que no vendernos la moto con conversaciones banales en nuestra realidad virtual, en nuestras redes sociales, en nuestro universo paralelo, que nos aplauden el ego pero que nos vacían el corazón.

Cuestión de rutina… y de respirarla de una vez por todas, de mirarla cara a cara,

de esa rutina que no valoramos y que es nuestro verdadero país de las maraviLLas,

la luz de la sombra,

nuestro bien más preciado,

nuestra belleza del ser…

nuestro hábito del estar…

la descomunaL heroicidad

del quedarse.

chica en pared

 

 

 

…echo de menos…

el aire que respiran los que quiero,

el ¿cómo estás? acompañado de pocos centímetros de distancia,

los cumples “sí” dentro de la misma habitación,

las sonrisas sin cámaras de por medio,

…echo de menos…

mis paseos por la calle conmigo dentro,

las horas con música en las que canto a grito pelao y me hacen los coros en el coche,

los viajes a ninguna parte con mi “P” del alma,

…echo de menos…

las croquetas de mi madre en su cocina mientras la vida nos regala horas felices,

las paellas de mi padre en el garaje,

las risas desorbitadas de mis tres fantásticos.

…echo de menos…

lo que sabe a más,

los “quedamos en un rato”, los “ahora te veo”, los “esta noche cenamos juntos”… “en tu casa o en la mía”.

…echo de menos al universo y sus risas de primavera…

sus “especialmente en Abril”,

a mis pipas de girasol recién nacidas.

…echo de menos querer y si poder,

extrañar sólo unas horas,

salir de la mano con mi dj favorito a cualquier sitio que no se llame casa.

…echo de menos…

a mis queridos seres preferidos en el mundo…

el aprendizaje de teneros cerca.

..echo de menos…

la vida siendo vida…

con vosotros dentro.

echar de menos

Por cada nota de música…

que te acerca a otro ser humano se cumple un ojaLá,

por cada consonante enamorada de una vocal…

hay un acorde haciéndole los coros,

por cada amanecer pidiendo a gritos que se levante una persiana…

hay una persona que ha decidido que hoy será un gran día,

por cada alma que se va…

hay una canción para que se quede para siempre,

por cada tristeza contenida en los sofás de nuestras casas…

hay un dj dibujando ánimos con música,

por cada grito estridente hay un susurro dulce…

que nos empuja a creer que no es el momento de rendirse…

que es el momento de baiLar

a golpe de latidos de corazón.

baquetas de música

Querido universo…

estoy enfadada contigo,

¡muy enfadada sí!

por todo lo que está pasando, por no ser capaz de gestionar el desgaste emocional que está generando tanto virus que le quita la corona a cualquier rey, y que vuelve más indefensos a nuestros ancianos…

enfadada contigo…

por privarme de los abrazos de los que amo,

de las carcajadas en directo,

por aislarme en una burbuja de quereres que tengo que dejar a metro y medio.

Querido Universo…

estoy enfadada contigo…

pero a la vez te entiendo,

te entiendo tanto… que he empezado a pensar que no sé en qué momento dejamos de sonreírte, y de devolverte cada maravilla que nos regalas,

comienzo a entender que sólo necesitas un único gesto de estos seres humanos que te habitamos,

ese que nos pides con cada lluvia, con cada amanecer, con cada arcoíris que dibujas en el cielo,

ese que nos suplicas cada vez que nos envías margaritas en primavera,

ese que te empeñas en adornar con olas de espuma en las playas y con estrellas de mar de colores,

ese que no dejamos de ensuciar, de pisotear, de boicotear con plásticos, de matar con humos.

Querido universo…

¡hagamos una tregua!

aplaudiremos tus encantos con solidaridad en cada balcón,

reciclaremos más,

comeremos mejor, nos abrazaremos mejor, querremos mejor,

equilibraremos nuestros desequilibrios…

pero sobretodo querido universo…

te cuidaremos mejor.

¿trato hecho?

Mariquita cuarentena

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre.  Copyright ©.
-Dime algo tan bonito por lo que merezca la pena no poder hablar.
-Un ataque de risa.

Gracias se escribe en mayúscuLas…

en mayúsculas y en negrita,
dando latido y voz a cada punto suspensivo,
a cada intento del ser humano por animar al que no puede,  al que parece haberse rendido,
sin que le falte un sonido a la sensación de agradecimiento por tanto apoyo y tantos mimos sostenidos.
Gracias a todos los que están, a todos los que deciden que se quedan, aunque el plan no sea una fiesta, aunque quizá esta vez sólo toque escuchar pesadillas…
Gracias a todos y cada uno de los que prefieren el amor a cualquier forma de guerra,
a los que ayudan a ayudar,
a los que suman en las restas,
a los que te repiten una y otra vez, que “todo va a salir bien”,
a los que son verdad verdadera en los mundos que juegan a ser mentira.
Gracias se escribe en mayúsculas…
y en inglés y en japonés, y en chino mandarín,
y en cualquier idioma del planeta que entienda que “estar al lado” de alguien que lo necesita en estos momentos,
es la forma más maravillosa de gritar un te quiero al universo…

y te vuelva con eco.

Ardilla thank you

Como en una burbuja…

aislando cada latido del corazón para que encuentre el camino del eco,

queriendo de lejos con la intensidad de cuando se está cerca,

con la fuerza de un abrazo de alma y con la sensatez de un beso de un loco.

…como en una burbuja…

jugando a encender palabras para que el amor ande en la luz y no en la sombra,

sin dobles fondos, sin querer aparentar, sin disfraces, sin redes sociales en las que hablar con desconocidos, sólo para disimular nuestros miedos,

apagando la soledad únicamente a golpe de seres humanos que nos reconforten,

siendo honestos de una vez por todas con la parte de vida que nos toca,

porque nos estamos dando cuenta que en esta cuarentena… el verbo querer si ocupa lugar y que es importante conjugarlo bien.

…como en una burbuja…

encontrando letras para endulzar este cuento que ahora parece una pesadiLLa,

dando un segundo más al minuto, un minuto más a la hora, y una hora más al día para encontrar la manera de querernos más, de querernos mejor,

una manera en la que encontrar la carcajada, el aplauso y el orgullo de ser, estar y permanecer contra virus y coronas,

susurrando al oído de quienes amamos, risas…

para que así por fin…

florezca la primavera.

como en una burbuja

 

-¿Él la quiere bonito?

-Él la quiere bien, cuida su paz mental.

 

 

El universo de lo simpLe…

en el que agitar lo que tenemos dentro de la cabeza y del corazón… y jugar con ellos un parchís,

en el que vestirnos con nuestros pijamas de lunes como si fuera domingo,

en el que festejar un jueves a la manera de un sábado,

en el que ponerse las mejores zapatillas… para correr maratones de paciencia,

…universos de lo senciLLo…

en los que regalarnos tiempo para viajar con la imaginación,

en los que divertir el ánimo a base de cosquillas,

en los que hacer pan con  200 gr de harina, 150 ml de agua y millones de dosis de cariño,

en los que no tenemos que volver al hogar porque no nos hemos ido,

en los que pintar soles y ponerlos a girar,

y en los que con toda seguridad…

-como decía Becquer-

“Volverán las oscuras golondrinas…”

del mismo modo que regresarán los días de  besos y abrazos.

el universo de lo sencillo

 

Volverán las oscuras golondrinas, de Gustavo Adolfo Bécquer

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

Pero aquellas que el  vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres…
¡esas… no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.

Pero aquellas, cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día…
¡esas… no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido…; desengáñate,
¡así… no te querrán!

 

La ingeniería de la esperanza…

del querer, no poder y aún así seguir queriendo hasta que se pueda,
de la confianza infinita en la bondad del ser humano,
de cuando te brillan los ojos a pesar de estar a oscuras, porque tienes la certeza que algún día, en algún momento, en el último segundo, se hará la Luz.
La ingeniería de la esperanza…
esa que comprende que hay que tener paciencia,
que nos volveremos a abrazar con el tacto delicado que da el querer con el alma,
que sólo hace falta tiempo para encontrar la vacuna,
esa que deshaga el nudo de este virus con corona,
que convierta cualquier cuarentena en un entrenamiento de besos,
que nos arme de más de paciencia, fortaleza y equilibrio emocional, que de provisiones,
y
que consiga que el deporte extremo que realicemos en estos días,

sea quedarse en casa,

sea creer,

porque en esta ocasión muchas soledades juntas coordinadas…
vamos a conseguir fabricar…

el mayor acueducto de soLidaridad

diseñado por el ser humano.

hope

“—¿Nunca has parado el mundo?
—¿Qué es parar el mundo?
—Parar el mundo es decidir conscientemente que vas a salir de él para mejorarte y mejorarlo. Para poder moverte y moverlo mejor.
En ese tiempo debes intentar que nadie ni nada te cree problemas.
Alimentarte de buena literatura, de buen cine y, sobre todo, de la conversación de una única persona que te inspire en este mundo. ¿Y sabes qué…?
—¿Qué? —dije emocionado y fascinado.
—Luego el mundo te premia. El universo conspira a favor de los que lo mueven. Y ésos son los que lo paran.”

Albert Espinosa. Si tú me dices ven lo dejo todo…pero dime ven.

…equiLibrio desequiLibrado…

en el que la vida nos pide una parada,
un semáforo en rojo para que aprendamos a demostrar que querer sí ocupa un lugar,
un lugar en el que haya sitio para decirnos “te quiero” con palabras escritas a mano,
un lugar en el que un metro y medio sea sólo una medida de amor en nuestros “ahoras”,
para protegernos, para hacer piña, para expresar agradecimiento a los que se exponen,
a los que están en primera línea de batalla,
a los que a pesar de tener miedo, sonríen y se convierten en un mar en calma,
a los que nos curan, con medicamentos y con medicinas de aLma.
…equiLibrio desequiLibrado…
que nos acurruca en casa a la espera de una cura,
que nos pide tiempo para tener tiempo,
que nos obliga a “amar” de lejos,
que nos hace reflexionar sobre lo verdaderamente importante,
que nos impulsa a ser optimistas, a ver el lado bueno de las cosas,
que nos convence a caricias que el verdadero virus que nos separa no tiene sitio si se quiere bien.
…equiLibrio desequiLibrado…
que nos explica el mundo con apLausos en los balcones a las ocho de la tarde,
que da lecciones de humanidad a los humanos que la habían perdido, y lágrimas de orgullo a los que la teníamos intacta,
que nos grita a carcajadas que cualquier risa compartida es un pacto tácito,

porque a veces… porque casi siempre, porque con toda seguridad…

la casualidad más bonita de estos momentos,

sea un ataque de risa… -al mismo tiempo-

al otro lado del teLéfono.

tatuaje comunicarse

 

https://verne.elpais.com/verne/2020/03/14/articulo/1584185737_126537.html

 

Estado de sitio…

ese en el que juguemos a ser más conscientes, más consecuentes…
que salvemos vidas quedándonos dentro,
queriendo en estado superlativo con un sólo gesto, el de estar en casa,
besando desde lejos lo que que tenemos cerca,
alejándonos de quién más amamos como demostración de amor,
haciendo caso de una vez a ese semáforo en rojo y dándole la oportunidad de hacer parar el mundo para mejorarlo,
ganando tiempo al tiempo,
para coronar* la vida de color responsable,
y convertir un virus* en una pócima que podamos guardar en un frasquito en el cajón de los olvidos,
para encontrar la vacuna,
porque cuidarse… también, es cuidar de aLguien,
porque lo peligroso de esta pandemia*, es que puede llegar a hacerte enfermar sin estar infectado,

que el cuento de estos tiempos se titula “paciencia”,

porque todo termina pisando, pesando, posando y…

pasando.

casa en el árbol

*Coronavirus.

COVID-19 ¿Miedo? No, solo responsabilidad y solidaridad.

Un texto de Margarita del Val a raíz de las críticas en un blog divulgativo a las medidas de cuarentena.

Hola,

Soy viróloga e inmunóloga, pero no epidemióloga.

A mi juicio, la clave para entenderlo es pasar del nivel de individuo al nivel de epidemia, que la que la sufre es la sociedad.

Entiendo vuestro asombro porque estoy de acuerdo en que no se dice por qué se toman estas medidas tan in habituales, y, de verdad, no entiendo por qué no se dice. En breve, para quien no quiera leer más: se toman estas medidas no solo para protegernos a cada uno de nosotros, sino especialmente para proteger a los vulnerables y especialmente a los que nos curan, para que los sanitarios no se saturen ni enfermen en masa y puedan curarnos a todos. Entiendo también que no se quiera alarmar a la población para que no acudan innecesariamente al médico. Aún así, como vosotros, echo de menos una explicación de las medidas drásticas.

Algunos puntos para entenderlo, en mi humilde opinión:

Primero, la mortalidad parece ser algo superior que la de la gripe, pero el grupo más vulnerable es parecido y hablar como de gripe no es alejarse mucho de lo que es. La gripe, por cierto, no es tan banal como nos creemos. Cada año mueren 6.300 españoles de gripe. Muchos más que por accidentes de tráfico. Hay que tener especial atención con gente con patologías previas de varios tipos y con gente de mayor edad: la mortalidad en China aproximadamente se duplica con cada década (buscad datos exactos si queréis), llegando al 14,8 % para los mayores de 80 años.

Así que a nivel individual no hay que sobre-preocuparse. Si tenemos síntomas por los que por gripe no iríamos al médico ni al teléfono, y si no somos contacto de un infectado o hemos viajado a lugares de riesgo, solo tenemos que leernos las instrucciones de Sanidad, quedarnos tranquilos, y no saturar los centros médicos por el miedo.

PERO: (y no quiero alarmar): a nivel colectivo hay varias diferencias que justifican este cuidado, estas cuarentenas, este impacto social y económico. Es lo que es el contenido completo de la palabra epidemia: que el impacto es a nivel colectivo, de sociedad, no solo individual:

Es un virus nuevo y la ciencia sabe muy poco de él. Y por tanto puede predecir muy poco. Pero hacemos bien los científicos en afanarnos e intentar entender todo lo posible

No tenemos ni un antiviral ni una vacuna, mientras que frente a la gripe tenemos vacunas, mejorables, pero tenemos. Ni sabemos si toda la ciencia logrará producir vacunas; es posible, pero hasta que no las tengamos, no sabemos. Tenemos vacunas frente a pocas enfermedades infecciosas, no olvidéis que hay infecciones que se resisten a pesar de esfuerzos científicos mundiales tremendos, como HIV o dengue, malaria o tuberculosis, y muchas más.

Es bastante más contagioso que la gripe, entre otras cosas quizás porque mal que bien contra la gripe tenemos algo de inmunidad pasada, pero frente a este virus estamos totalmente inermes, naive.

De gripe se enferma (o sea, con síntomas como para ir al médico) un 1% de la población cada año en la temporada de invierno. Lo que quiere decir que a lo mejor no sabemos lo que es una gripe en nuestra vida – puede que no nos toque más de una en 100 años – a no confundir una buena gripe con otras infecciones mas leves con síntomas muy parecidos. Y se hospitalizan cada año unos 30.000.

De coronavirus nos podemos infectar, teóricamente y sin cuarentenas ni barreras, un 100% de la población en unos pocos meses, en el peor de los casos. Bueno, solo un 20-25% tendrán síntomas, en el peor de los casos.

El 1% de gripe anual en invierno es lo que absorbe el sistema sanitario, que llega en esos meses a sus niveles máximos de saturación.

No podemos permitirnos la libre circulación del coronavirus porque enfermaría (grave o crítico) un 17% de la población (datos de China actuales), número de pacientes que es inabsorbible por el sistema sanitario.

Por tanto hacen falta cuarentenas, trazado de contactos, y cualquier medida que logre reducir la velocidad a la que, lentamente, nos iremos contagiando casi todos. Hay que ganar todo el tiempo posible para que la infección de todos tarde ojalá que 100 años. Hay que ganar tiempo para que haya una vacuna o un tratamiento. Hay que ganar tiempo a ver si hay suerte y se atenúa en verano. O desaparece, como el SARS con medidas de contención parecidas a las actuales. Hay que ganar tiempo para que haya un antiviral. Hay que ganar tiempo a ver si vivo más y no me muero precozmente.

Pero, sobre todo, hace falta que nuestro sistema sanitario no colapse. Porque es una enfermedad que, con asistencia sanitaria, es mucho menos dañina y mucho menos mortal que sin ella: oxígeno, hidratación, antipiréticos, antiinflamatorios, antibióticos si se complica, soporte vital… – lo saben los médicos para las demás neumonías, pero quizás este virus tiene patologías y secuelas propias. En China, en la “zona cero” la mortalidad ha sido entre 8 y 30 veces mayor que en otras provincias de China: “Asked why [in] Wuhan [the fatality ratio] was so much higher than the national level, the National Health Commission of China official replied that it was for lack of resources” (reunión NHCC y OMS, Feb 20, 2020).

Porque hay que frenar la epidemia, está protocolizado que los sanitarios se pongan en cuarentena cuando han estado expuestos sin saberlo y sin protegerse a un enfermo. Esto se hace ya para neumonías, sarampión, por ejemplo, y también ahora para coronavirus. Si ellos se infectan, aunque sea levemente, y se tienen que poner en cuarentena, para evitar contagiar a su vez a pacientes muy vulnerables, van bajando los recursos humanos sanitarios.

Porque hay que frenar la epidemia, está protocolizado que los enfermos sean aislados, en hospital o en casa según la gravedad y según los recursos disponibles. Pero de esta manera, con las medidas necesarias de aislamiento, no podrán ni siquiera atendernos si llega a enfermar el 1% de la población en unos meses, si llega a ser el nivel habitual que alcanza la gripe en invierno, ni si llega a ser un año de gripe duro. Lombardía ha llegado este fin de semana pasado del día internacional de la mujer a niveles cercanos a la emergencia sanitaria con unos 350 casos por millón de habitantes, muy lejos del 1% (que son 10.000 casos por millón). Por eso ha sido necesaria la adopción de medidas drásticas de circulación de las personas. Y la Sanidad italiana es la quinta del mundo, con la española la tercera, con todas sus deficiencias y sus grandezas que conocemos, En Hubei han llegado a un máximo de 1.200 casos/millón. Por eso han tenido que construir 16 hospitales en pocos días y reclutar a decenas de miles de sanitarios de otras provincias.

Hay que frenar la epidemia porque la observación de Italia, de España, nos muestra que cada semana o diez días se multiplica el número de casos por 10. Haced números a corto plazo, estimad cómo llegamos tan solo a fin de mes si seguimos reticentes a adoptar o seguir las medidas recomendadas.

Por eso hay que respetar todas las medidas de contención, de cuarentena, de aislamiento que nos recomienden las autoridades sanitarias. Porque aún haciéndolo, y estando más preparados que nunca en la historia para combatir una pandemia, estamos también más globalizados que nunca para expandir y potenciar una pandemia.

Por eso, además de seguir a rajatabla todas las medidas recomendadas, hay que tener sensatez y autolimitarse los contactos. Porque lo que está en cuestión no es solo si me infecto yo o no, sino sobre todo si yo puedo infectar o no a otras personas, justo lo contrario. Recordad, es una epidemia. Por eso, cancelar congresos de sanitarios. Por eso, evitar viajes innecesarios y en los que estemos expuestos y exponiendo a mucha gente de orígenes diversos. Por eso, evitar multitudes y reuniones grandes. Por eso, cuando te cierran la empresa porque hay un caso de coronavirus en tu departamento, no hay que irse a tomar una copa o a visitar a tu madre o a hacer la compra en un momentito: te envían a casa no para protegerte a ti, que estás fuertote, joven y sano, sino para que no seas un vehículo de contagio que podría llevar a la muerte a personas mas vulnerables en un par de saltos de contagio, e incluso a ti si inopinadamente sufres una apendicitis y no te pueden curar.

Por no hablar de si pasa lo mismo en unas semanas en países con menos recursos.

Ojala que en un futuro se convierta tan solo en una enfermedad estacional como la gripe y las múltiples infecciones respiratorias que sufrimos regularmente. Pero para llegar a ello tenemos que pasar por la oleada de la epidemia. Y tiene que ser lo más lentamente posible. Hay que ganar tiempo, cualquier retraso en la diseminación del virus y la extensión de la epidemia es importante. Sí, es posible hacerlo y los retrasos están en las manos de todos (nunca mejor dicho, lávatelas) incluso con medidas sencillas,

Además de un intento de explicación, esto es una llamada a la sensatez y a la responsabilidad, una vez que tenemos los datos, los pocos datos que conocemos de este virus. La responsabilidad no es solo no sentir pánico, que también, sino pensar en los demás, que suelen ser, siempre, los más cercanos.

Bueno, esta es mi opinión. Un saludo

Marga del Val

 

* Pandemia:

nombre femenino
Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

 

Con el sonido de un girasoL…

a ritmos de do, re, mi, fa,

y que el miedo nos pille cantando al oído canciones de amor,

porque ya quisiera el grito despertar el interés de un susurro.

Con el sonido de un girasoL…

para que la presencia de la ausencia sea impresentable,

porque estamos a un par de estornudos de hacer una cuarentena a base de besos.

Con el sonido de un girasoL…

como lo recíproco y libre,

como esas largas conversaciones cuando lo de menos es hablar…

como la palabra amargura si le quitas una letra y le pones un espacio…

¡porque sí!, porque también, ¿por qué no?

-amar cura-

chicos con guitarra tapándolos el beso

Soy de donde puedo ser frágiL…

de quién me toca y provoca risa para convertirme en música,
de quién mataría por mí molinos de viento,
del que tiene la costumbre de amarme en los días malos,
y me reconcilia con el mundo,
de quién pone mi mar en caLma,
y consiguió que después de ese beso… nada volviera a ser lo mismo,
de quién me eriza la piel un miércoLes cualquiera,
y le promete contarle a mis hijos todas sus equivocaciones, a pesar de su vergüenza, a pesar de los años, a pesar de los daños, sólo para que aprendan,

de quién no es la tirita, sino la cura,

de quién es persona de coLor…

en un día gris.

chica con tirita

Ilustración: Hen Kim

“tu costumbre de amarme,
mi fe,
el silencio y la vida que duerme
en un vagón de tren.
Tu contrato fugaz,
la memoria,
este hilo de voz,
las quimeras que surcan estrechos
y este corazón
que persigue tu rastro
en la alfombra de la habitación”
Ismael Serrano.

Menos mal que Hay gente que mataría… y que mi Jarabe de Luciérnaga  nos regala esta cucharada…que me recuerda que…  ¡hoy es siempre todavía para cualquier cosa!

https://jarabedeluciernaga.wordpress.com/2014/03/11/hay-gente-que-mataria/?fbclid=IwAR1bCMjhsx2RRNocpjY_BPV8v3OxYLKmUOs8PY0YYkomv7iXHov–Lvaf6c

Jugando a caLendarios…

colgar la vida de la cuerda fLoja,
expLorar el tiempo en misión especiaL,
tirarse a las manillas del reloj desencadenando en cada miLisegundo un trocito de ahora,
encontrar el silbido correcto al disimulo adecuado,
entonar los días en un “mí” que se tumbe al “sol”…
Juega a caLendarios…
donde no puedas sembrar, contempLa,
deja al sentimiento a su ser (sin forzarse, ni esforzarse),
que el único pLan sea seguir caminando,
elige tu playlist para el viaje, sus notas sostenidas, sus compases, sus ritmos disonantes, sus pausas, sus monotonías…
déjate ir, bebiendo ayeres, fumando porvenires, vomitando experiencias,
que la complicidad te pille sucediendo, antes de que algo suceda.
Juga a caLendarios…

¡improvisa oLvidos!

¡comete errores!

¡perdónate!

porque quizá el pecado capital del vivir

sea no vivir,  sea no pecar.

explorar

 

Vivir se conjuga ensayando…

con un paso a paso,

con un otra vez más,

con un quiero y no puedo… pero sigo queriendo,

con un “me equivoqué” y a pesar de ello “vuelvo a empezar”,

con un error que besa mejor que sabe,

con una invitación a olvidar lo que no suma,

con la concatenación de principios “contigo”,

…un “the end” que abra otro cuento,

…un “te quiero” como quiere el  mar a la oriLLa,

con un “sin miedo”…

que se contagie…, y que

que se vuelva viraL.

vivir se conjuga ensayando

En el mundo geniaL de los viernes…

apurarse es una tontería,
te puedes alejar para ver perspectivas,
eres lo que se escapa de la rutina,
siempre es el día universal de tirar a la basura los “ojalás” y los “peros”,
se cataloga a las estrellas fugaces de besos que recorren distancias,
me puedes poner la mano en el corazón y escuchar tus latidos,
porque…

¡mírate!

¡haces un día precioso!

En el mundo genial de los viernes…

hacer sonreír a alguien…¡ya es ganar!

hacer sonreír bn

 

 

 

Debe una metáfora*, regaLa otra…

como cuando se roba una sonrisa,
y se abren ventanas en el aLma,
y se ven nubes de algodón,
y su presencia es un tesoro,
y el tiempo es oro si duerme conmigo,
y se te parte el corazón con una lágrima suya,
y todo parece verso cuando se anda textual,
y…
y, y, y…

yo soy su poetísta…

y él…

éL…

mi musa.

musas

” -Pero… ¿Quién te crees que eres?

-Tu poeta… y tú mi musa.

-Y la musa es la que manda.

-Cierto, pero estamos en mi poema. “

El Insomnio de Morfeo.

*

La metáfora es una figura retórica que hace un uso figurado del lenguaje. Generalmente se utiliza para referirse a algo pero sin nombrarlo específicamente. 

Las metáforas utilizan el doble sentido y son una herramienta fundamental para la lingüística y la teoría literaria, y se usa incluso en el lenguaje cotidiano. Las metáforas enriquecen la forma en la que nos expresamos.

Los dos elementos básicos de la metáfora son:

  • Término real, al que se está haciendo referencia en verdad.

  • Término imaginario, a través del cual se hace referencia al primero.

El fundamento entre estas dos entidades es la semejanza que se puede establecer, y allí está la virtud de los grandes autores, en el sentido de saber descubrir estas asociaciones.

La simetría…

de cuando se sonríe por dentro y por fuera,
de que todo sea siempre lo que no parece, pero que a la imaginación  le parezca siempre bien,
del “ser o no ser”, y que eso sea la cuestión,
de cuando a besos sí pero a veces no,
del uso del verbo a “amar” con un “tu me” y un “yo te” y de su idéntico significado,
de la luz y la sombra que equilibran una foto,
de los paréntesis y los puntos suspensivos…, que siempre tienen algo más que decir,
del miedo y la valentía, que se unen en cualquier “puedo”,
de la urdimbre y la trama,
de los pies y el camino,
de cuando te vistes de lunares…

y ellos…

encuentran todos los motivos que te faLtan.

wp-15833033382021177765543.jpg

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre. San Pedro de las Dueñas. León. España.  Copyright ©.

– ¿podré volver a confiar?

-Claro que sí pequeña, la vida tiene una maraviLLosa manera de equilibrarse y cuando menos te lo esperas te regala personas que te hacen recuperar la fe que perdiste con otras.

“Prefiero querer a poder, palpar a pisar, ganar a perder, besar a reñir, bailar a desfilar y disfrutar a medir. Prefiero volar a correr, hacer a pensar, amar a querer, tomar a pedir.” Serrat.

Me caes bien…

así, sin más,

cada vez que te levantas por la mañana y tu cara de entusiasmo al verme amanecer me recuerda que se puede querer a rabiar.

Me caes bien,

así, sin menos,

porque haces que la palabra “fáciL” sea más fácil todavía,

y los enredos de mi pelo, se desenreden entre tus latidos del corazón.

Me caes bien,

sin argumentos, sin pretensiones, -como no puede ser de otra manera-,

sin forzar ni un ápice de sonrisa en mi cara.

Me caes bien,

por la mañana, por la noche, y hasta cuando Morfeo me secuestra para ausentarme del mundo de los despiertos.

Me caes bien,

desde el primer café del día…

porque me haces mejor,

porque querer significa decir muchas veces “lo siento” y que no pase nada,

porque conviertes la palabra debiLidad es una sucesión de letras…

que mimadas al son de besos de mariposa,

cambian su significado…

y

se LLenan de fortaLeza.

pareja desayunando bn

¡Anúdate el viento al peLo!

pide más paz, y menos explicaciones,

conviértete en la certeza entre todas las dudas,

que el tamaño importe cuando del corazón se trate,

que la sensibilidad y la costumbre no apaguen tus ganas,

que mentir no sea la solución al desamor,

que no te miren, que te vean,

que tu risa sea tu Luz,

coincide con alguien en la cama, y fuera de ella,

gírate con el soL pero dale tú el “tempo”* al día,

conviértete en folio en blanco,

escríbete de nuevo,

así, en versión simple, en edición bolsillo,

empezando cada día con un recién estrenado…

“érase otra vez”

lau en prado

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre.  Copyright ©.

-¿Cuál es la mejor demostración de amor?

-Sin duda cuando se consigue hacer desaparecer del vocabulario de cada día, la palabra “duda”.

*Tempo:

Esta palabra que en italiano significa literalmente «tiempo» indica básicamente la velocidad a la que se interpreta la pieza musical. Se suele poner al principio de la partitura.

La velocidad a la que se reproducen los patrones se llama tempo. El tempo se mide en beats por minuto o BPM. Así que, si decimos que una pieza musical está “a 120 BPM”, queremos decir que hay 120 beats (pulsos) por minuto.

A lo largo de la historia de la música occidental surgieron dos formas de indicar el tempo. Hasta la invención del metrónomo  se empleaban determinadas palabras como andante, allegro, etc. que aportaban una idea subjetiva de la velocidad de la pieza y a la vez aportaban información sobre el carácter o la expresión que había que dar a la música. La invención del metrónomo aportó mayor precisión y dio lugar a las indicaciones metronómicas.

En la música occidental actual se suele indicar en en pulsaciones por minuto, abreviado también como bpm, de la expresión beats per minute en inglés. Esto significa que una figura determinada (por ejemplo, una negra o corchea) se establece como pulso y la indicación significa que debe ser ejecutado un determinado número de pulsos por minuto.​ Cuanto mayor es el tempo, mayor es el número de pulsos por minuto que se deben tocar y por tanto más rápidamente debe interpretarse la pieza. En función del tempo una misma obra musical tiene una duración más o menos larga. De forma parecida, cada figura musical (una negra o una blanca) no tiene una duración específica y fija en segundos, sino que depende del tempo.

aLas ¿para qué os quiero?

si tengo pies para andar,

letras para componer palabras,

palabras para escribir frases,

frases para hacer hablar al corazón.

Y es que tengo dos pies que mandan mensajes al frío de Febrero,

y que escriben a gritos palabras muy locas,

a cada paso,

a cada encuentro con el suelo,

en cada verse,

en cada guerra menos que perder,

en cada truco* que te regalan los libros que lees,

de esas que me suele apetecer hacer conmigo,

como por ejemplo…:

-1,2,3, responda otra vez-

¡Reír!

¿aLguien me acompaña?

pies tatuados

*

“1- Gran truco para saber si quieres a alguien: cierra los ojos. Cerrar los ojos es como conseguir extraer todos los detalles sin importancia. Lo más increíble es que lo ves todo muy claro.
2- Lo que más ocultas, es lo que más muestra de ti (te define) Dime tu secreto y te diré por qué eres tan especial.”
El Mundo Amarillo. Albert Espinosa.

La brizna.

Dicen las buenas lenguas… que cada brizna de felicidad cuenta…
que cada decisión que no tomamos, en realidad es la decisión que más nos condiciona,
que a veces lo “demás” influye demasiado…
que cada suspiro es una carcajada en potencia…
Y cuentan, también…
que hoy es el mejor miércoles de la semana,
miércoLes de diafragmas abiertos y velocidades lentas…
de proyectos imposibLes con fotografías rompiendo reglas.
Miércoles único… en el que los besos son el mejor arma de construcción masiva,
en el que sólo tenemos una opción y es la de encontrar “la pizca” necesaria de energía para definir la diferencia entre un día mediocre y un gran día,
como siempre,
como casi siempre,
como a veces siempre,
como hoy,
como ahora,
como ¡ya!
¡Besen señores y señoritas!

¡besen una brizna!

-marquen la diferencia-

porque hasta los besos en las rodillas molan;-)

¡BUENOS DÍAS!

BESOS EN LA RODILLA1

“Cuando no puedes decidirte y optas por no decidir, en realidad, ya decidiste.”

brizna

 (‘bɾiθna)
sustantivo femenino

1. botánica filamento o hebra de plantas o frutos una brizna de hierba o tabaco
2. parte pequeña de algo material o inmaterial

Un deseo llamado tranvía…

en el que viajar a destinos que no tengan prisa,
en el que no haya tristeza que se resista a tu voz,
en el que echen como peli para el camino, recuerdos que te hicieron llorar de la risa,
en el que el paisaje se adorne de tí,
en el que el sol y las nubes que ves pasar desde la ventanilla, tengan un bello romance,
en el que la inocencia esté en no necesitar explicarse,
en el que los pasos hacia atrás sean refuerzo, no cobardía,
en el que seas el maquinista del tren*, el jefe de estación, el guardagujas, el interventor en ruta, en guardabarreras, el fogonero, el guardafrenos, el guardanoches y el pasajero al  mismo tiempo,
en el que seas tú quién dirija tu sonrisa,
 porque cuando el mundo gira a tu velocidad…

el cubo está lo LLeno que tú quieras que esté.

cubo lleno

Fotografía: Laura Zambelli.

*Los oficios que trajo el tren.

https://www.elcorreo.com/vizcaya/ocio/201311/24/domingo-relatos-ferroviarios-oficios.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F

Con vivir…

contigo es suficiente,

porque eres la suma de la potencia,

el otro lado de la cama,

el sueño de un “nosotros” del bote de los cepillos de dientes,

el número favorito de mis letras,

la música ordenando mis instintos cuando aparece el silencio,

el sofá en el que me pierdo,

la naranja entera que se enamoró de un limón,

la caLmita de mis nervios,

el beso de mariposa…

cuando necesito voLar.

cepillos de dientes

-Y tú a él, ¿para qué lo quieres?

-Para todo lo que importa.

Cuatro en una.

Cuatro elementos.
Cuatro puntos cardinales.
Cuatro palos de la baraja.
Cuatro vientos.
Cuatro evangelistas.
Cuatro estaciones.
Cuatro ejes de la rueda.
Cuatro fases de la luna.
Cuatro humores del cuerpo.
Cuatro jinetes del apocalipsis.
Cuatro lados de un cuadrado.
Cuatro pilares del Universo.

Cuatro cumpleaños juntos.

Cuatro letras de la palabra AMOR.
…Y cuatro hijos -entre los que se incluye esta eLe- que nacieron con una frase de serie tatuada en el corazón:

 “¡¡¡VIVA LA MADRE QUE LES PARIÓ!!!”

Hoy es su cumpleaños, y por lo tanto el mío.

¡Felicidades vida!

¡Felicidades mamá!

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre.  Copyright ©.

¡Una carta escrita a mano por favor!

Una carta…
de esas del correo de toda la vida,
el de la hoja de papel, el de sin arroba, el que se puede tocar…,
el que se abre con una llave en el buzón,
el que huele a la persona que lo escribe…
…porque seňoras, seňores, seňoritos, seňoritas, damiselas de corona erguida, caballeros de armadura en su sitio, oxidada, príncipes del mundo, sea el color que tengáis, princesas de vida alegre, curas, monjas, pequeños y grandes…
Tengo el inmenso placer de comunicarles que…
¡hoy he recibido una!
¡este tipo de cartas existe!
…y producen una iLusión maraviLLosa.
-Nunca dejen de creer en las letras escritas a mano…
hacen que el sentimiento cobre vida dentro de cada palabra.-

cartas escritas a mano

…hazLo con “ir”…

Difundir…Luz.

Emitir… señales briLLantes.

Transmitir… paz.

Coincidir… al ahora.

Coexistir… en un cuento de hadas.

Lucir… como una luciérnaga.

Latir… en el corazón de otro.

Sentir…

Ocurrir…

Fluir…

¡Bienvivir… cada instante!

-aquí, ahora y ya-

“Todo está bien en el momento presente. No hay nada que arreglar, hay algo que sentir”.

Jeff Foster

41188848_10217563304100052_5085516779141201920_o

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre.  Copyright ©.

"Hay dos maneras de difundir la luz... ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja." Lin Yutang
-Mami, ¿ si otro no piensa como yo? ¿Es mala persona?-
-No cariño, simplemente es otro.

…vaLiente y Libre…

así te quiero yo,
porque no te necesito para imaginar que estoy imaginando,
porque sólo quiero que formes parte de mi fantástica reaLidad,
como quién no quiere la cosa, como sin venir a cuento.
…vaLiente y Libre…
así me quiero yo,
convertida en esa bruja piruja que sabe a buena,
que apetece,
que coge tus “no puede ser”, los deja para otro día, y te invita a voLar en una ronda de sonrisas a puños abiertos.
…vaLiente y Libre…
porque sabe que en el amor sólo sobrevive lo recíproco,

que la suma de uno más uno…

¡forma “equipo”!

-juntos pero no disueltos, sin perder la identidad-

un equipo con las mismas ganas,

un equipo vaLiente,

un equipo Libre.

bruja piruja

Fotografía: Kelly Tan.*

-¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

-Un abrazo.

*La imaginación de los niños no tiene limites; algo que suele decirse con respecto de su creatividad infinita. Es por eso que la fotógrafa Kelly Tan ha decidido representar en algunas fotografías digitales la imaginación de su hija en su día a día; mientras se imagina jugando a ser un bruja, un mono o que vive en un castillo.

Archipiélago de sinceridad…

en el que las cosas del corazón siempre tengan razón…

-co-razón-

en el que las palabras vaLientes contengan letras sin miedo.

Conjunto de islas en las que orbitar una vida,

sin dobleces, sin agendas ocultas, sin planes “Zeta”.

Grupo de porciones de tierra emergida de la superficie del mar…

en las que quedarse a pasar la noche,

en las que soñar peces y nadarlos de día,

en las que quedarse a existir…

porque somos lo que dejamos en el corazón de nuestras ínsulas vecinas, de nuestros seres humanos reconfortantes.

Archipiélago de sinceridad,

en el que el amor no se encuentre, se de,

en el que “hacer sentir paz”…

sea la mejor manera de demostrar un “te quiero”.

contando peces

 

«Jamás nos mentiremos… Escúchame bien, eso implica algo más que ser sincero… En este mundo mucha gente es falsa… Las mentiras te rodean… Saber que existe un archipiélago de personas que siempre te dirán la verdad vale mucho… Quiero que formes parte de mi archipiélago de sinceridad…

»Saber que puedes confiar en la otra persona, que nunca te mentirá, que siempre te dirá la verdad cuando se lo pidas, no tiene precio… Te hace sentir fuerte, muy poderoso…

»Y es que la verdad mueve mundos… La verdad te hace sentir feliz…La verdad creo que es lo único que importa…»

Albert Espinosa. Brújulas que buscan sonrisas perdidas.

 

El amor se escribe con H…

con H…¡sí!,

del verbo “hacer”, “habitar” “hablar”,

del verbo “hallar”… la persona con la que coincidir en el mundo,

-no con las mismas ideas pero sí con el mismo respeto-

El amor se escribe con H…
los diccionarios a veces no matizan,
en este tipo de Haches… hay “Hoy”, no mañana,
no existen los “luegos” ni los “ya iremos”, ni los “ya haremos”.

Los pretéritos imperfectos se usan sólo para empezar dietas, no es la espera continuada de una transformación pedida a gritos…

El amor bajo pedido, no es amor, es comida para llevar.


Porque amor se escribe con hache…

Hache de HECHOS.

coincidir en el mundo

 

-Y… éL.. ¿que te da?

-Más que besarme, más que hacerme el amor, más que ninguna otra cosa, él me da la mano, y eso es amor.

…con La eme…

Mariquita…

Margarita…

Más síes…

Muy de desear…

MaraviLLosos…

¡Miércoles!

Cuentan que construyeron la vía férrea de los Alpes entre Viena y Venecia antes de que existiera un tren que pudiera realizar el trayecto, aún así lo construyeron, porque sabían que algún día llegaría el tren.
…Y cuentan que ya existían las mariquitas antes de que las margaritas hubieran decidido ser indecisas…

¡Dejémoslas que sean eLLas las que pongan el punto rojo en el pétaLo adecuado!!!

mariquita en margarita

 

“Cuentan  que  construyeron  la  vía  férrea  sobre  los  Alpes  entre  Viena  y  Venecia  antes  de  que  existiera  un  tren  que  pudiera  realizar  el  trayecto.  Aún  así  la  construyeron:  sabían  que  algún  día  llegaría  el  tren…

Si  hubiera  tomado  otro  desvío,  ahora  estaría  en  otra  parte,  sería  una  persona  distinta…

¿Qué  son  cuatro  paredes?  Son  lo  que  contienen,  la  casa  protege  a  los  soñadores.  Pueden  suceder  cosas  increíblemente  buenas,  incluso  después  de  mucho  tiempo…  y  es  una  gran  sorpresa…”
Bajo el sol de la Toscana.