El coLor del querer…

y su infinita variedad de tonos…

no se conforma con difuminar su estela a golpe de soplido,

convierte a la empatía en contagiosa,

y la cose puntada a puntada para que en ella quepa un cajón de-sastres que confeccionen prendas con más alma que apariencia,

pinta lienzos para desmedir el tiempo,

traslada amores imposibles a vivir en posibilidad,

invita a las mudanzas a quedarse y a los armarios a dejar de tener puertas,

abre ventanas, quita cerraduras, y manda a paseo a todos los candados,

El coLor del querer…coge los «no puede ser», los deja para otro día, y nos invita a voLar en una ronda de sonrisas a puños abiertos.
El color del querer nos quiere…vaLientes y Libres…
porque sabe que en el amor sólo sobrevive lo recíproco,

porque la suma de uno más uno, siempre es un arcoíris que ¡forma «equipo»!

un equipo con las mismas ganas, un equipo con distintos colores…

¡un equipo vaLiente!

¡un equipo Libre!

– de elegir cómo, cuando y a quién quiere querer-

¡Mami, creo que me he enamorado del gorrión de la ventana!

-¡Mami, creo que me he enamorado del gorrión de la ventana!, ¿qué puedo hacer?.

-Volar, DanieLa, volar!

Dedícale un baile al soL…

y acompáñale desde que amanece al ritmo de pasitos para delante.

Baila dibujando compases en tu pelo para deslumbrar sus brillos.

Baila desde tempranito…. dando palmas al horizonte con tus latidos del corazón.

Dedícale un baiLe al soL…

y a sus impulsos de energía ¡hazles un columpio en el que puedan volar alto!

Dedícale un baiLe al soL…

y no dejes de bailar hasta que aparezca la luna,

haciéndole la paz a sus notas musicales,

volviendo a ser niño de nuevo, encontrando tu flow*,

descubriendo en cada grand plié y en cada demi plié* lo que quieres ser mañana.

Dedícale un baiLe al soL

y haz de tu minusculez en el universo…

el maravilloso espectáculo de un gran día.

*Tener flow se empezó a usar para decir que alguien tenía estilo; que tenía rollo, en la jerga de los 80. Ese algo indescriptible que hace a alguien distinguido, único, original

*Hay dos tipos de plié en ballet: demi-plié y grand-plié, siendo el demi-plié el movimiento básico y el grand-plié más avanzado. En el demi-plié se flexionan suavemente las rodillas sin levantar los pies del suelo, en el grand-plié se realiza una flexión profunda levantándose los talones del suelo solo cuando el talón de Aquiles está al límite (aunque, por cierto, los talones no se levantan cuando el grand-plié se realiza en segunda posición).

El movimiento en todos los casos tiene que ser fluido, el torso y la cabeza se mantienen erguidos durante la ejecución, y se aplica la velocidad tanto para flexionar las rodillas como para volver a la posición inicial.

Del verbo motivar…

y de todos sus motivos.

De intentar, intentar, y de volver a intentar, para que algún día se consiga.

Del verbo motivar…y de la manera en la que se usa al levantarse,

de esa capacidad que tienen los propósitos de darse impuLso.

Del verbo motivar… y de su incalculable valía,

porque se engrandece con su uso y se transforma en un “lo conseguí! ¡cuando más te lo esperas!.

Del verbo motivar… y de sus superpoderes,

de esa gente maravillosa que lo usa con excelencia,

de esos seres humanos que son ganas, que son fuerza y que empujan metas.

Del verbo motivar… y de su constancia, de la sonrisa que se nos dibuja cada mañana al conjugarlo,

del verbo motivar y de los…

“¡hoy va a ser un gran día!”

Imagen: Pinterest.

– ¿tú tienes ganas?-

-Yo tengo motivos.

Llévame a la cama…

y cuéntame cuentos para poder dormir,

relátame cómo nos conocimos una y otra vez, para darme lecciones de primeras veces,

de que se puede, de que se quiere.

Llévame a la cama…

y demúestrame una vez más que eres experto en calmar mis tormentas,

que el roce de tu mano en mi pelo convierte la fragilidad en fuerza,

que el infinitivo «quererse» en tu idioma conjuga a la perfección con el adverbio «bien».

LLévame a la cama…

toquetea mis letras con tus verbos,

tus dedos con mis ganas de soñar, y mis sueños con tus realidades.

Llévate a la cama …

y no olvides nunca venirte contigo dentro,

con tus miedos, con tus certezas, con tu sonrisa de todos los dientes, con tu cajón desastre de atrezzos lleno de orden…

porque para amar se necesita mucho más que amor…

y tú…

… además…

traes polos de mandarina.

La especiaLidad de la casa…

tiene nombre de niña de once meses,

encuentra calcetines desparejados en el suelo y sonríe como si hubiera descubierto un tesoro en el fondo del mar,

consigue con sus carcajadas el remedio inmediato a cualquiera de nuestras tristezas.

La especiaLidad de la casa…

saca de quicio a las pelusas del suelo, las manda de viaje metros y metros en cada gateo,

amanece cada mañana con una sonrisa de cinco dientes y nos deleita a cada segundo con primeras veces,

jugetea con las letras del ordenador y las coloca en su sitio.

y es que La especiaLidad de la casa…

inspira mis eLes para que encuentren su nombre,

vino a este mundo para montarnos en coLumpio,

para volvernos a enseñar a ser niños,

para darnos lecciones de padres,

para que aprendamos a encontrar el arcoíris en un día nublado,

y sobre todo para recordarnos que hoy,

tenemos una cita para tomar el té con el sombrerero loco, con el conejo y con Alicia…

en el país de las Maravillas.

-Mami, ¿qué escribes?

-A ti.

Ser quién eres…

y que te gustes

-como mi hija cuando se levanta por la mañana, se mira en el espejo y se sonríe-

Ser quién eres…

y que seas lo que pareces.

Ser quién eres…

y que te guste contarte cuentos.

Ser quién eres…

y que tus emociones tengan coLores.

Ser quién eres…

y que disfrutes cada segundo de tu país de las maraviLLas.

Ser quién eres…

y que sepas voLar en sueños cuando tu día te ponga los pies en el suelo.

Ser quién eres…

y disfrazarte de mariposa, de jirafa o de campo de amapoLas.

Ser quién eres…

y que seas luz, a la que no le importa el día o la noche.

Ser quién eres…

y que seas contagioso en risas.

Ser quién eres…

y que la filosofía de vida la defiendas a capa sin espada.

Ser quién eres…

y que te lo pases bien siéndolo,

que tu velero bergantín vaya con viento en popa y a toda vela.

Ser quién eres…

y que tu niño interior estudie exteriorismo.

Ser quién eres… y que eso no sea una cuestión*.

Fotografía: Pinterest.

*“Ser o no seresa es la cuestión”, es la primera frase del discurso pronunciado por el príncipe Hamlet en la afamada obra de William Shakespeare, ‘Hamlet’. Todo un clásico de la literatura universal que plantea una profunda disyuntiva entre existir o no existir, vivir o morir, estar o no estar.

El poder del entusiasmo..

se apasiona con lo insignificante,

no necesita grandes tesoros para iLusionarse,

es capaz de convertir un trozo de papel en un gritito de felicidad,

se apaña con los calcetines desparejados que encuentra por casa para encontrar un sentido al día,

se da a entender con la primera sonrisa del amanecer,

utiliza un lenguaje que nos deja sin palabras…,

guarda el miedo en una maleta y consigue llevarnos a todos «a soñar despiertos» con sólo levantarse de la cama,

se coloca en el lado del corazón que no se rinde,

y convierte el verbo «amar» en algo menos terrestre.

El poder del entusiasmo…

y su maraviLLosa forma de desmedir el tiempo.

  • – Pequeña ¿y le creíste?
  • – Si mami, los elefantes son azules.

Entre los dedos de sus pies…

Siempre encuentro la manera de rearmarme,

la realidad se sube a un columpio, y cualquier ruido es bulería.

Entre los dedos de sus pies…

juguetea el universo con mis cosquillas,

el alma se me alborota y sólo acierta a sonreír sin medida.

Entre los dedos de sus pies…

la casa se convierte en hogar, el amor va sin retorno y mis suspiros bajan en tobogán.

Entre los dedos de sus pies…

mis deseos se cumplen… el planeta es un poquito mejor, y se me olvida lo que está roto.

Entre los dedos de sus pies…

la bañera de casa se transforma en océano y el altavoz de mi mesilla de noche se convierte en una caja de música… -con el mar dentro-.

Entre los dedos de sus pies…

las palabras vueLan en un avión de papel,

y el mundo está lleno de primeras veces.

Entre los dedos de sus pies…

la ternura se vuelve un arma de construcción masiva,

y no paro de desear que sus deseos se cumplan.

Entre los dedos de sus pies…

él llegó para quedarse, y eLLa para maraviLLarnos.

Porque entre los dedos de sus pies…

yo aprendí a olvidar los míos y volví a usar mis aLas.




Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre. Daniel y Daniela 2022. Copyright ©.

Mi querida ser minúscuLa…te dejo un legado de paLabras…

…en el que crezcas bonito, en el que encuentres tu sitio, (como yo lo hago en este rinconcito de entrelíneas que aprenderás a leer algún día).

Una herencia de letras en las que descubras el gran mundo de las iniciales, las comas, sus comillas, los puntos aparte, los seguidos y el punto final.

Una retahíla de a, e, i, o, u, que te lleven a la palabra que tú elijas decir en cada momento.

Un ton y un son de caricias susurradas entre frases cortas como un «Te quiero», un «Vuela alto», o un «cuenta conmigo» resonando en bucle.

Muchas notas de colores que te hagan cantar por Camarón, bailar al ritmo de música electrónica y reflexionar con Ismael Serrano las tardes de domingo.

Un ¡que sí!, ¡que no!, o que ¿tal vez? con todos sus signos de interrogación.

Palabras en las que te veas reflejada, palabras con las que no estés de acuerdo, palabras que te lleven de viaje a buscar un tesoro, palabras, palabras, palabras…

Una pizca de «no sé», un puñado de certezas, un billón ochocientos cincuenta gramos de preguntas, y un número incontable de frases que te digan a cada paso que des:

¡que eres una persona importante, que ha nacido para usar palabras bonitas, para respetar el universo, para disfrutar de él, para vivir la felicidad con el sustantivo «sonrisa»*!

pero sobre todo y ante todo… para que siempre tengas un cuento que llevarte a los ojos… en el que leer palabras que nunca se las lleve el viento,

y para que seas el ser humano feliz que ya que eres…

¡por siempre jamás!

*Sonrisa. Sustantivo femenino. Acción o efecto de sonreír, una contracción espontánea de la musculatura facial que expresa placer o ansiedad.

Cucu…tras!

Mujer busca:
«Personas con vistas al Edén, dispuestas a inventar verbos, palabras que abran puertas, a deshacer relojes en sol y a devolverle pétalos a las margaritas.»
Interesados acudan desde ya a disfrutar de este impresionante día, de fecha HOY y de momento AHORA!
Esperaré de pie;-)
FELIZ DÍ
A

«Me gustan las palabras que abren puertas, las “gracias” dichas en el momento oportuno, acompañadas de una gran sonrisa; los “perdón” que curan, que te hacen olvidar y que van seguidos de un abrazo; y los “por favor” que acaban dando derecho a todo, que piden un permiso que se concede con gusto. Me gustan las despedidas en las que se resisten a pronunciar el contundente “adiós” y se decantan por un “hasta pronto”, sobre todo cuando existe la firme intención de cumplirlo.

Me gustan los “buenos días, las “buenas tardes” y las “buenas noches” que deseamos a los que nos rodean. Pero también me gustan los contratiempos, los que nos hacen espabilar y dar un volantazo, los que sacan lo mejor y lo peor de nosotros, los que nos recuerdan que somos humanos. Me gusta volver a intentarlo, me gusta recoger la toalla que arrojé y me gusta levantarme después de una caída. Me gusta contar las horas, señal de que algo espero.

Me gustan los “no te preocupes” que te hacen sentir capaz de todo, los que borran cualquier problema y con los que comprendes que mañana, más y mejor. Me gustan los “¿cómo estás?” porque esperan una respuesta de ti, porque te dan la oportunidad de compartir con quien te pregunta qué te ocupa y te preocupa. Me gustan los “me he acordado de ti por…” porque suelen estar cargados del cariño más inmenso, porque suelen venir de quien quiere tenernos presente en su vida.

Pero también me gusta cuando sobran las palabras… Me gusta estrechar una mano que te deje sin ellas, me gusta mirar frente a frente y que esté ya todo hablado y, sobre todo, me gustan las caras expresivas, esas que acumulan arrugas resistentes a cualquier crema, porque es la vida misma la que las provoca.». Rocío Lacarve.