…en La fugaz historia de amor entre La tempestad y eL faro…

…sólo hay dos eLes de diferencia:

eLLa puso… eL brío

y éL… eL briLLo.

faro y ola

“No te olvides de que tal vez eres el faro en la tempestad de alguien”. ¿Te piace?”.
Alberto Feiges.*

*Alberto Feiges tiene 83 años y todos los días deja un mensaje en el ascensor a sus vecinos para inspirarlos.

Vivo hace más de 40 años en este edificio, pero esto de los carteles lo hago hace unos meses. Sin embargo, toda la vida fui así: a la gente con la que me conectaba, siempre le dedicaba alguna frase para pensar meditar, concientizar, estimular”, cuenta.

Lo de los carteles surgió así: “Empecé a notar a la gente muy triste, no sé, con un estado de ánimo, yo diría, ‘no positivo’. Entonces empecé verbalmente a recitarles alguna poesía… tengo muchas memorizadas, algunas en italiano, un idioma que estudié. Así, me cruzaba con alguien y de repente les salía con un refrán o unos versos”.

Alberto celebra haber “despertado” a sus vecinos: “Muchos empezaron a contestarme con algún simbolito alegre o comentario. En uno escribieron ‘me alegrás las mañanas’. En otra oportunidad, no sé bien por qué, tuve que hacer un paréntesis involuntario, por falta de tiempo. Y después, cuando retomé los mensajes, me escribieron ‘gracias por volver’. Entonces, al mismo tiempo me di cuenta de que me hacía bien a mí. Veía que esa tarea alcanzaba el objetivo que tenía pensado: que le sirviera a alguien”. Una de esas vecinas, durante semanas, registró las frases de Alberto y las compartió en Instagram. 

Las frases que adhiere al ascensor cada noche son de al menos tres tipos: “estimulantes”, como Nunca salgas a la calle sin un par de sueños en tu bolsillo; “románticas”, del tipo El amor inmaduro dice: “Te amo porque te necesito”. El maduro dice: “Te necesito porque te amo”; y otras que, aclara Alberto, remiten a un tema que le preocupa especialmente: la salud. Por caso, Hoy mismo deja de criticar tu cuerpo: acéptalo tal cual es sin preocuparte de la mirada ajena. No te aman porque eres bella. Eres bella porque te aman.

 (Piensa) Ya sé. Hay una que dice “No te olvides de que tal vez eres el faro en la tempestad de alguien”. ¿Te piace?”

Anuncios

…baíLate dentro…

y quédate fuera,

en eL aquí,

en eL aLLí,

en tu “dónde favorito”…

pero en eL momento “ahora”…

…porque “ahora” nunca es tarde…

y siempre es todavía.

bailarina actuando para peluches

Imagen: Google.

…eL truco o trato de Los semáforos en rojo…

conjuga aL son deL verbo “parar”,

…aL de no seguir aceLerando…

…aL de no impacientarse…

…Los semáforos en rojo son para poder pausar eL batiburriLLo de pensamientos  de Los de “a miL por hora”

…para mirar aLrededor…
…para observar…

…para respirar…

…para sonar en su canción…

…para disfrutar de La parada.

semáforo en rojo

 

Imagen: pinterest.

 “Al usar un instrumento o una máquina cambiamos. Un violinista con su violín se convierte en algo muy hermoso; un hombre con una pistola en algo peligroso. Cuando utilizamos el coche somos nosotros con el coche.” Plantea Thich Nhat Hanh que solemos tomarnos el semáforo en rojo como un enemigo que nos impide llegar a nuestro destino y propone, en cambio, “considerar que el semáforo en rojo es como una campana de conciencia que nos recuerda que debemos regresar al presente. La próxima vez que os encontréis con un semáforo en rojo, sonreídle, por favor, y volved a vuestra respiración. Inspirando tranquilizo mi cuerpo. Espirando sonrío. Es fácil transformar un sentimiento de irritación en un sentimiento placentero. Aunque sea el mismo semáforo en rojo, será distinto. Se habrá convertido en un amigo que os ayudará a recordar que solo podéis vivir vuestras vidas en el presente.”

Thich Nhat Hanh. Hacia la paz interior

 

 

…amarnos como Las margaritas…

…en nuestros “síes” y en nuestros “noes”…
…aL azar…
…de todas formas…
contra todo pronóstico…
porque aL finaL deL tuneL…
siempre se está mejor que aL principio.

44772655_1919339908180483_4127512856205721600_n

 

“La catástrofe que tanto te preocupa, a menudo es menos horrible en la realidad de lo que fue en tu imaginación.”

― Wayne W. Dyer

…que eL rizo que rice tu rizo…

esté hecho de sueños por cumpLir….

y te invite a pisar hojas secas en cuaLquier charco.

dreams

Imagen: Google.

Te quiero como para invitarte a pisar hojas secas una de estas tardes. Te quiero como para salir a caminar, hablar del amor, mientras pateamos piedritas. Te quiero como para volvernos chinos de risa, ebrios de nada y pasear sin prisa las calles. Te quiero como para ir a los lugares que más frecuento, y contarte que es ahí donde me siento a pensar en ti. Te quiero como para escuchar tu risa toda la noche. Te quiero como para no dejarte ir jamás. Te quiero como se quiere a ciertos amores, a la antigua, con el alma y sin mirar atrás.”

Jaime Sabines

…La emocionante aventura de Los ataques de risa…

…cuando son contagiosos*…

y sus incontroLabLes formas de aLegrar una Lágrima.

risa contagiosaImagen: Google.

 “A nadie se le dio veneno en RISA”.

Lope de Vega.

 

*Los ataques de risa son contagiosos.

Escáneres de nuestro cerebro revelan que la risa es contagiosa. Incluso cuando alguien está sometiéndose a un escáner de su cerebro, lo que de por sí no es muy divertido, puedes ver que su cerebro responde a la risa de otra persona por movimientos en sus músculos faciales.

Y cuanto más predispuesta es una persona a ser contagiada con la risa, más capaz es de distinguir entre una risa real o forzada.

Contagiarnos de risa ayuda a entender el poder real de una carcajada.

BBC.