…jugar a “vida”…

…y que te den las paLmas.

47684643_301286093913753_9031922576850419712_n.jpg

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre. Copyright ©

“Mi percepción, a medida que envejezco, es que NO HAY AÑOS MALOS. Hay años de fuertes aprendizajes y otros que son como un recreo, pero malos no son. Creo firmemente que la forma en que se debería evaluar un año tendría más que ver con cuánto fuimos capaces de amar, de perdonar, de reír, de aprender cosas nuevas, de haber desafiado nuestros egos y nuestros apegos. Por eso, no debiéramos tenerle miedo al sufrimiento ni al tan temido fracaso, porque ambos son sólo instancias de aprendizaje.

Nos cuesta mucho entender que la vida y el cómo vivirla dependen de nosotros; el cómo enganchamos con las cosas que no queremos, depende sólo del cultivo de la voluntad. Si no me gusta la vida que tengo, deberé desarrollar las estrategias para cambiarla, pero está en mi voluntad el poder hacerlo. ”

Mamerto Menapace.

 

 

Anuncios

…eL hueco deL corazón…

…es La cerradura…

…en La que encaja La LLave de tu puerta.

47425750_10218311347240663_3470545518919155712_o(1)

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre. Copyright ©

“El cielo existe.
Podemos verlo en ciertos ojos o sentirlo al besar labios amados,
Podemos escucharlo algunas veces en silencio,
Y olerlo en destellos de recuerdos o tocarlo con las manos.
El cielo, a veces, lo imaginamos
O soñamos con él,
A veces el cielo son unas gafas con las que vemos el mundo de color cielo,
Y siempre parece qué lo entienden mejor los niños.
Quizá en la sombra dudemos, renegando de nuestras certezas, quizá, pero el cielo existe.
El cielo es verdad:
Tenemos el solar, los ladrillos, el diseño, el tiempo, el paisaje, las puertas y las ventanas…
El cielo hay qué construirlo aquí.”
Lo que el corazón me dijo. Magdalena Lasala.

…eL superpoder de sonreír…

…y su increíbLe manera de hacernos invencibLes.

superman

 

“A veces
por supuesto
usted sonríe
y no importa lo linda
o lo fea
lo vieja
o lo joven
lo mucho
o lo poco
que usted realmente
sea
sonríe
cual si fuese
una revelación
y su sonrisa anula
todas las anteriores
caducan al instante
sus rostros como máscaras
sus ojos duros
frágiles
como espejos en óvalo
su boca de morder
su mentón de capricho
sus pómulos fragantes
sus párpados
su miedo
sonríe
y usted nace
asume el mundo
mira
sin mirar
indefensa
desnuda
transparente
y a lo mejor
si la sonrisa viene
de muy
de muy adentro
usted puede llorar
sencillamente
sin desgarrarse
sin deseperarse
sin convocar la muerte
ni sentirse vacía
llorar
sólo llorar
entonces su sonrisa
si todavía existe
se vuelve un arco iris.”
(Mario Benedetti)

 

…encajar en Los miedos…

…como si encajaras en un hueco hecho a tu medida…
en Los zapatos de tu taLLa…
para que Las cosas sucedan…
y se sucedan…
en eL punto exacto…
donde Las eLes ecuentran su sitio.
44037208_10217861129945512_7193571892924514304_n
Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre.  Vestuario: Teria Yabar. Copyright ©
“Y de repente…
todo sucede…
se sucede…
y te reconoces…
y te encuentras… y te encajas…
y empiezas a no echar de menos lo que antes echabas de más… y da igual si llueve, si nieva, o si tu plan no es el mismo que imaginaste…
porque lo que imaginaste ya es pasado y tú ya estás debajo de otro gorro, al lado de otra hoja, en tu nuevo banco preferido…
en el punto exacto donde las cosas que te encuentras están donde te hacen sonreír…
y paras el coche en seco cuando vuelves a casa…sólo porque has visto una nube que te gusta… y el árbol de ese parque te ha llamado a gritos desde sus ramas…
Y es que la vida, tiene una maravillosa forma de abrirse camino, de hacerte favores… de encontrar el momento…
y convierte el puzzle que antes te traía de cabeza…en lo que ahora comienza a ser una brújula que te cuida, que te enseña…que te ríe, que se ríe contigo y de tí…sólo para que te enteres de que cada momento de tu ahora mola, sólo porque tú lo has elegido.”
Ele de Lau.