Llévame a la cama…

y cuéntame cuentos para poder dormir,

relátame cómo nos conocimos una y otra vez, para darme lecciones de primeras veces,

de que se puede, de que se quiere.

Llévame a la cama…

y demúestrame una vez más que eres experto en calmar mis tormentas,

que el roce de tu mano en mi pelo convierte la fragilidad en fuerza,

que el infinitivo «quererse» en tu idioma conjuga a la perfección con el adverbio «bien».

LLévame a la cama…

toquetea mis letras con tus verbos,

tus dedos con mis ganas de soñar, y mis sueños con tus realidades.

Llévate a la cama …

y no olvides nunca venirte contigo dentro,

con tus miedos, con tus certezas, con tu sonrisa de todos los dientes, con tu cajón desastre de atrezzos lleno de orden…

porque para amar se necesita mucho más que amor…

y tú…

… además…

traes polos de mandarina.

2 comentarios sobre “Llévame a la cama…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s