Luna LLena a domiciLio…

de esas de meter en el salón de tu casa,

para que querer sea de ida y vuelta siempre sin moverse del sofá,

de las que arropan con luces cada una de tus sombras,

aquella que encuentra un “para” donde preguntaste ¿por qué?,

que consigue que cuando las cosas se te escapen de las manos sean porque que se te vayan al corazón,

en la que puedas confiar a ciegas y te alumbre los sueños.

Luna LLena a domicilio…

que calme tus sensibilidades a fLor de pieL,

que infunda paz en lugar de guerra,

que te invite a tu mejor versión,

a tu carcajada más aLta,

a tu llanto más desahogado,

con la que formes el equipo correcto,

Lunas LLenas a domicilio

que te regalen personas con vistas aL paraíso,

dispuestas a encontrar el viernes al Lunes,

a inventar verbos,

y

a devolverle pétaLos a las margaritas.

Un infinito y un más aLLá…

para regalarte cada mañana…

para que un beso tuyo sea lo más parecido a llegar a casa,

para que con la compañía adecuada, la vida no asuste tanto,

para encontrar la luna dentro de la habitación al irse a dormir,

para que un “Te quiero” se escriba con palabras mayores, pero no supere al sentimiento,

para que “ahora”, sea el único regalo que importe,

para que los amaneceres se sienten a ver como sale tu sonrisa,

para que “sin venir a cuento” se convierta en la mejor historia,

para que las palabras cosan heridas,

para parar el mundo…

contigo dentro.

¿Puedes?

-¡Quiero!.

Como única manera de querer poder,

de desenseñar a lo que es imposible,

de gritar a saltos que vives tu sueño,

de normalizar que no existen las deshoras para decir «te quiero»,

de que cuando alguien te pierda, vuelvas a ti con más ganas,

de que te vuelvas adicto a escuchar a las personas que amas hablando de lo que les apasiona,

de que la respuesta a un ¿por qué no? sea un porque sí,

de que la cosa más bonita que te puedan regalar sea la confianza -y que la cuides-,

de que confinen las “soledades” y aumenten las cifras de “contigos”,

de que tengamos amor de sobra, y no sobras de amor,

de que sea,

de que se cumpLa,

de que te haga bien.

Largo y tendido…

porque cabes en todo lo que me queda por hacer,

porque el amor no hace temblar y sí vibrar… y no… no es lo mismo, 

porque me das clases magistrales de calma en cada siesta,

porque elegiste estar a mi lado cuando no era lo fácil y eso es de valientes.

Largo y tendido…

como todo el tiempo que me queda por besarte,

como cada lágrima que se come tu risa,

como el trocito de mar que me traes cada vez que vuelves a casa,

como el amor cuando se demuestra.

Largo y tendido…

por cada partida de trivial que no ganamos pero de la que aprendemos,

por el verbo “ser, estar y quedarse” conjugado a la vez,

por tus rizos, por los míos, y por esa increíble obra de arte que formamos cada vez que suspiramos,

por eso,

por lo otro,

y  por lo de #más aLLá.

¿ɐʇ|әnʌ ɐun ɹɐp ɐ soɯɐʌ?

 

que nos ponga derechos,

de esas que no tienen sentido y que terminan en beso.

¿ɐʇ|әnʌ ɐun ɹɐp ɐ soɯɐʌ?

que nos convierta en animales en extinción,

raros, únicos, valientemente frágiles.

¿ɐʇ|әnʌ ɐun ɹɐp ɐ soɯɐʌ?

de “síes”, de “no hay duda”, de “me quedo”.

¿ɐʇ|әnʌ ɐun ɹɐp ɐ soɯɐʌ?

de esas que te conmuevan,

que te mareen a risas,

que te dejen existir tal cual eres.

¿ɐʇ|әnʌ ɐun ɹɐp ɐ soɯɐʌ?

de la mano,

con el tacto a fLor de piel,

sin billete de vuelta.

Oso panda y osa

 

Mantente en equiLibrio…

en el sitio donde te mires a un espejo y te reconozcas,
cerca de los seres humanos con los que no pares de sonreír,
en el lugar donde quieras estar, no en el que debas estar,
sin esperas, sin pausas,
con el alma y el cuerpo recomponiendo juntos la 5ta Sinfonía de Beethoven,
con tu oído haciendo cosquillas al tacto, 
con tus pies tarareando canciones mientras te bebes el primer café,
con tu olfato yéndose de viaje con cualquier palmera de chocolate y regresando de la mano con ella a casa,
con lo que quieras… pero queriendo,
donde no te digan nada… y lo entiendas todo, 
con tus equilibrios….
haciendo el equiLibrio.

hacer el avión en cama

 

-Estoy en mi mejor momento, dijo ella.

-¡Manda ubicación! pidió él.

La sonrisa en medio de un beso…

ese oasis…

ese “tengo la felicidad en la punta de la boca”,

ese desteLLo de generosidad de la química,

el universo haciendo fotos,

esa energía que mueve el mundo…

para pararlo un mili segundo después en la comisura de tus labios,

ese querer, ser, estar y quedarse,

porque no hay libertad más bonita que la que va  acompañada de otra boca a la que besar.

 

ojos en los que se ve un beso

 

La cLave está en la mirada…

en su mirada…

en el verbo “ver” con suma de atención…

en el diccionario en el que sonreír signifique: “sí quiero”,

en que te regalen un helado de chocolate en vez de un consejo,

en ponerse patas arriba para que el cielo te pille más cerca,

en su boca…

en la mía…

en el gesto…

en el beso…

y en todo lo que “sí vemos”…

con los ojos cerrados.

patasarriba

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre. Copyright ©.

  “¿A quién vas a creer, a mí o a tus ojos?”
Groucho Marx

*Depende Groucho, depende del amor con que me mires;-)

…en eL camino hacia su nombre…

en todos los “te quieros” del mapa,

en cada una de las indicaciones hacia sus letras,

hay un letrero que dice:

“No me entiendas…quiéreme”

coche atravesando un acantilado. Joel Robinson

Fotografía: Joel Robinson.

¿por qué te enamoraste de ella?

Es fácil…, me encantan sus colores.

https://www.youtube.com/watch?v=LZQtipVzL3o