Un infinito y un más aLLá…

para regalarte cada mañana…

para que un beso tuyo sea lo más parecido a llegar a casa,

para que con la compañía adecuada, la vida no asuste tanto,

para encontrar la luna dentro de la habitación al irse a dormir,

para que un “Te quiero” se escriba con palabras mayores, pero no supere al sentimiento,

para que “ahora”, sea el único regalo que importe,

para que los amaneceres se sienten a ver como sale tu sonrisa,

para que “sin venir a cuento” se convierta en la mejor historia,

para que las palabras cosan heridas,

para parar el mundo…

contigo dentro.

…escaLera hacia el cieLo…

para poder hacer un retrato al soL mientras briLLa,

y a luna en plena cena romántica con sus estreLLas.

…escaLera hacia el cieLo…

que te permita olvidarte de poner los pies en el suelo por un ratito al día,

e inventar la manera de cazar una mariposa a golpe de margaritas.

…escaLera hacia el cieLo…

para recordar que entre los “no puedes” y los “no debes”, siempre se encuentran las razones para hacerlo,

que el día tiene veinticuatro horas en el tiempo pero que desde arriba ves el segundo que marca la diferencia y eso te hace sonreír irremediablemente.

…escaLera hacia el cieLo…

que nos sirva de brújula y que nos enseñe que el destino “contigo”,

-es el lugar perfecto-

…en que el que tomes la ruta que tomes…

cualquier camino llega a casa.

pintar un sol

“Para vivir, hace falta vivir… Creo que no deberíamos olvidarlo”.

Albert Espinosa.