Compro horas…

en las que dejarme el aLma,
en las que todas mis estrellas te pidan como deseo,
compro mano de obra artística para encandiLar a mis musas,
compro abrazo a precio de devolverlo,
compro minutos en los que las sonrisas lleven tu nombre,
compro la nota musical exacta en la que me saques a baiLar,
compro segundos,
compro un “hoy”, un “aquí”, un “ahora”, en  el que pueda colgar un cartel bien grande  que diga:

“se venden suspiros para LLevar”

chica en piano