El sinsentido de los sentidos…

ese vacío tan LLeno y ese LLeno tan vacío,
nuestro caos cuando está en orden,
el hilo rojo cuando simplemente es el envoltorio de unos pasteles,
las montañas rusas para los juegos, no para las emociones,
como cuando la vida es tan bonita que a veces se despista,
como cuando es el ruido el que no te deja ver,
como cuando el viaje más emocionante que haces se llama “casa”,
como cuando “como y cuando” no funcionan como adverbios interrogativos.

El sinsentido de mis sentidos…

ese que convierte en piña de aplausos los balcones vecinos de mi hogar,
y te manda por unas vías de tren imaginarias a ese lugar de pequeñas cosas…

en el que encuentras tu sitio,

con un boleto…

de ida y vueLta.

piña casa