…érase una vez un Lunes por escribir…

una historia que contar,
un día para vivir,
una cadena de “ahoras” en las que brillar,
algo por lo que empezar de nuevo,
un principio para ser la mejor versión original,
una nueva oportunidad para hacer las cosas por primera vez, o por segunda, o por cuarta, o por octava..
el centro neurálgico de todo lo que viene a continuación,

érase una vez… lo que se era,

y sobretodo…

lo que se quiera ser hoy.

escuchando en la bañera

“Si en algún momento tropiezan con una historia, o con alguna de las criaturas que transmiten mis libros, por favor, créanselas. Créanselas porque me las he inventado.” Ana María Matute.