La maraviLLosa distancia de los centímetros…

esa que estás deseando que suceda cuando te vuelves a ver,

cuando llega el momento de quererse a rabiar…y vas y puedes pero no debes,

la que no espera a los metros,

el milímetro milimétrico que se mide en abrazos,

ese que llevamos meses esperando y nos deja sin palabras,

lo que era antes normal y ahora nos soprende,

el instante en el que decides, y que conviertes “un sí o un no” en algo que te puede cambiar la vida,

cuando la palabra “juntos” se vuelve casa,

esos centímetros… que en nuestro “hoy” nos cuesta tanto gestionar,

los que deseas con todas tus fuerzas y a los que a su vez sabes que no puedes sucumbir…para proteger a los que más quieres…

la distancia del amor…

cuando querer mucho a alguien es sinómimo de seguir multiplicando centímetros,

esos dos segundos de sus risas a dos metros y que son suficientes para que te sientas de nuevo vaLiente,

esos maraviLLosos centímetros de distancia…

con los que tendremos que seguir soñando para que se conviertan en reaLidad.

Puntuación: 5 de 5.