La brizna.

Dicen las buenas lenguas… que cada brizna de felicidad cuenta…
que cada decisión que no tomamos, en realidad es la decisión que más nos condiciona,
que a veces lo “demás” influye demasiado…
que cada suspiro es una carcajada en potencia…
Y cuentan, también…
que hoy es el mejor miércoles de la semana,
miércoLes de diafragmas abiertos y velocidades lentas…
de proyectos imposibLes con fotografías rompiendo reglas.
Miércoles único… en el que los besos son el mejor arma de construcción masiva,
en el que sólo tenemos una opción y es la de encontrar “la pizca” necesaria de energía para definir la diferencia entre un día mediocre y un gran día,
como siempre,
como casi siempre,
como a veces siempre,
como hoy,
como ahora,
como ¡ya!
¡Besen señores y señoritas!

¡besen una brizna!

-marquen la diferencia-

porque hasta los besos en las rodillas molan;-)

¡BUENOS DÍAS!

BESOS EN LA RODILLA1

“Cuando no puedes decidirte y optas por no decidir, en realidad, ya decidiste.”

brizna

 (‘bɾiθna)
sustantivo femenino

1. botánica filamento o hebra de plantas o frutos una brizna de hierba o tabaco
2. parte pequeña de algo material o inmaterial