…que tu única vida signifique aLgo…

elije tus bLancos y tus negros,
coLorea saliéndote del dibujo,
sé el mejor en lo que mejor se te de,
llévate a las nubes de paseo,
cree en tí,  en tu ombligo,
conviértete en la palmera de chocolate para el bocadillo de jamón…
en definitiva…
si en este mundo hemos venido a briLLar…
mejor que briLLen por tu presencia.

 

pies de arena

“Ser diferente depende tan sólo de cuántos estén en tu bando”

El mundo Amarillo. Albert Espinosa.

…¡me pido un “haLLazgo”!…

…que es como un hilo del que sólo tienes una punta…

…del que si vas estirando te lleva de un lugar a otro…

…como un bono de autobús ilimitado…

…y  te dejas llevar…

…y no te resistes…

…porque no sabes si habrá viaje!

…ni siquiera si habrá hilo!

…pero sí que sabes que habrá…

iLusión

-te brillan los ojos-

49938448_10218629875283665_7676224172866928640_o

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre. Copyright ©

“El éxito, para mí, no se trata de riqueza, fama o poder.
Se trata de cuántos ojos brillantes hay a mi alrededor.”

Benjamin Zander

 

…eL taLento es La bombiLLa…

eL cuerpo es La corriente…

y tu mente es eL enchufe…

…tienes La LLave de tus briLLos…

¡enciéndete!

joel robinson2

Fotografía: Joel Robinson.

“La pasión no es negociable. Pon a rodar tu talento. Es tuyo. Te pertenece como los ojos, la nariz o el pelo. No pidas permiso, no te justifiques ni trates de convencer a nadie. Si te gusta “jardinear”, llénate de tierra hasta la coronilla, al que le incomode, que se tape los ojos. Inscríbete en un curso de jardinería IV, cómprate el libro del “jardinero feliz” (con seguridad hay uno) y comienza a coquetearle a cuanta planta encuentres. Es más, haz el amor con ellas. Si te gusta la carpintería, no necesitas herramientas profesionales. Clavos, martillo y madera: por algo se empieza. Si te gusta la música, enciérrate a escucharla. Cómete el disco compacto y deja que el peroné, la tibia y la rótula se compaginen en algún compás alucinante. Si te gusta cantar, canta. En la ducha, en la calle, colgado de un autobús, en la misa, en las reuniones encopetadas, los domingos al amanecer, en la desventura y en la alegría. Cántale cara a cara a tu vecino insoportable o a tu mejor amante. Pero canta. Si no te mantienen en forma revolcando tus talentos desde adentro, se oxidarán. Haz las paces con la imaginación.”

Walter Riso.