Congelar un “ahora”…

en un abrazo calentito,
de esos en los que te metes de lleno en el corazón del otro,
y hueles a su perfume,
y respiras sus “ojalás” con forma de nube.

Congelar un “ahora”…

acurrucarse entre el antes y el después,
y que el mundo se pare…
dándole permiso al universo para seguir sin tí durante un ratito.

Congelar un “ahora”…

que te alboroten el pelo a cada latido,
como si no importara si vienes o si vas,
-porque lo que quieres es quedarte-
que se pierda el momento en el tacto de tu piel,
como si fueras laberinto en vez de camino.

Congelar un “ahora”…

desnudar cada trozo de piel y quitarse los “todolopuedes”,
en un alarde de “todoloquieres”,
dejar tu fragiLidad…en manos de la deLicadeza,
como si se tratara de un enamorado del arte y tu fueras una copa…
de cristaL de murano*.

congelar un abrazo

*

El vidrio se fabricaba en Venecia desde el siglo X. El cristal de Murano más antiguo que se conoce es del siglo XV, éste se creaba en una isla en Venecia llamada Murano. La industria veneciana, concentrada en esta isla, dominó el mercado europeo hasta 1700.

Los venecianos contribuyeron al desarrollo de un vidrio sódico duro y refinado que era incoloro y muy transparente. Las primeras piezas que se crearon con este tipo de cristal, eran de formas sencillas y se decoraban con diseños esmaltados semejantes a joyas. También se hacían piezas en cristal coloreado y opaco. A finales del siglo XVI las formas cambiaron y se hicieron más ligeras y delicadas.

Los sopladores de vidrio de Murano desarrollaron un tipo de filigrana de vidrio que consistía en la incorporación de hebras de vidrio opaco blanco dentro de un cristal transparente. Al trabajarlas con un diseño especial se producía el efecto de un encaje. Los fabricantes de vidrio de toda Europa intentaban copiar el estilo y los materiales de los venecianos.

Los cristales de murano, como bien se sabe provienen de Murano, isla de la laguna veneciana. Su tradición en cristales se remonta al siglo XI cuando todos los cristaleros de Venecia se vieron bajo amenaza de incendio, trasladándose a la isla mencionada. Es esta la razón primordial por la que durante ese siglo, Murano se construyera como la mayor productora de cristales. Desde antes, Italia ya era famosa por la fabricación de cristales y en especial de espejos.

es un cristal que se sopla y quienes lo elaboran son verdaderos artesanos porque no solo soplan vidrio sino que crean grandes obras de arte que pueden adquirir diversas formas: figuras, floreros, botellas, ceniceros, joyas o lámparas.

A los artesanos del cristal de Murano les estaba prohibido abandonar Venecia para que no divulgaran los secretos tan bien guardados de su arte, pero muchos emigraron de Murano y abrieron talleres en otros países de Europa. Fue así como cada país desarrolló sus piezas basados en el modelo veneciano. En el siglo XVII la influencia italiana desapareció al surgir nuevos métodos en Alemania e Inglaterra para fabricar vidrio.

…es irremediabLemente hoy…

ese preciso momento en el que abres el ojo…
lunes y diez…
eL único instante en el tiempo en el que el verbo “ser” ocupa su sitio,
porque “ahora” es afortunadamente hoy,
y no mañana ni ayer…
lo “hecho hecho está” y lo que harás, ya lo harás… (o no),
sólo se puede vivir un minuto…tras otro, así que centrémonos en dejar que…

¡la piel de gallina nos acompañe!

tatuaje globos blanco y negro

erizar la piel

 

“Me decía mi amante:
No te dejes llevar por los sentimientos.
Y yo le contestaba:
Sólo me dejo guiar por ellos.”

Lo que el corazón me dijo. Magdalena Lasala.

¡¡¡Grita conmigo!!!

¡Dame un “V”!
¡Dame un “I”!
¡Dame un “E”!
¡Dame un “R”!
¡Dame un “N”!
¡Dame un “E”!
¡Dame un “S”!

y cuando me las des…
afina tus cuerdas vocaLes… y tararea conmigo:
“¡ahora es hoy!,

¡hoy es viernes!”


-parece que no… pero ayuda mucho;-)-


¡go!,

¡come on!,

¡vaaaaamos!

que el fin de semana está sin estrenar.

madre e hija rulos puestos