Cuestión de respiros…

de contar hasta diez,  hasta once y hasta donde nos lleguen los números,

cuestión de aprender que quizá no era la prisa la dueña de nuestras vidas y sólo la poníamos de excusa para no pensar en lo que debíamos pensar.

Cuestión de tiempo, y de tiempos…

en los que darnos cuenta que necesitamos más de lo necesario a personas y a cosas sólo para distraer a la vida de lo verdaderamente importante.

Cuestión de segundos consecutivos en los que coger el toro por los cuernos, en los que no mentir-nos, en los que hablar con el ser humano que tenemos dentro,

minutos en los que no vendernos la moto con conversaciones banales en nuestra realidad virtual, en nuestras redes sociales, en nuestro universo paralelo, que nos aplauden el ego pero que nos vacían el corazón.

Cuestión de rutina… y de respirarla de una vez por todas, de mirarla cara a cara,

de esa rutina que no valoramos y que es nuestro verdadero país de las maraviLLas,

la luz de la sombra,

nuestro bien más preciado,

nuestra belleza del ser…

nuestro hábito del estar…

la descomunaL heroicidad

del quedarse.

chica en pared

 

 

 

¿ɐʇ|әnʌ ɐun ɹɐp ɐ soɯɐʌ?

 

que nos ponga derechos,

de esas que no tienen sentido y que terminan en beso.

¿ɐʇ|әnʌ ɐun ɹɐp ɐ soɯɐʌ?

que nos convierta en animales en extinción,

raros, únicos, valientemente frágiles.

¿ɐʇ|әnʌ ɐun ɹɐp ɐ soɯɐʌ?

de “síes”, de “no hay duda”, de “me quedo”.

¿ɐʇ|әnʌ ɐun ɹɐp ɐ soɯɐʌ?

de esas que te conmuevan,

que te mareen a risas,

que te dejen existir tal cual eres.

¿ɐʇ|әnʌ ɐun ɹɐp ɐ soɯɐʌ?

de la mano,

con el tacto a fLor de piel,

sin billete de vuelta.

Oso panda y osa

 

La mejor parte de morir de ganas…

…es que vives para quitártelas.

Lo bueno de la simpLeza de lo común…

es que todo el mundo tiene un tenedor a mano y un foLio para poder coger un vuelo,

La parte extraordinaria de lo fácil….

no es contar ovejas para dormir, es verlas brincar entre tus sueños,

gift oveja saltando nubes

Lo más maraviLLoso de vivir…

es…

poder hacerLo.

¡agárrense a los ajuares, a sus ovejas saltarinas y a las hojas de papel sin dueño!…

despegamos en tres, dos, uno…. ¡ya!

tenedor con avión de papel