El sinsentido de los sentidos…

ese vacío tan LLeno y ese LLeno tan vacío,
nuestro caos cuando está en orden,
el hilo rojo cuando simplemente es el envoltorio de unos pasteles,
las montañas rusas para los juegos, no para las emociones,
como cuando la vida es tan bonita que a veces se despista,
como cuando es el ruido el que no te deja ver,
como cuando el viaje más emocionante que haces se llama “casa”,
como cuando “como y cuando” no funcionan como adverbios interrogativos.

El sinsentido de mis sentidos…

ese que convierte en piña de aplausos los balcones vecinos de mi hogar,
y te manda por unas vías de tren imaginarias a ese lugar de pequeñas cosas…

en el que encuentras tu sitio,

con un boleto…

de ida y vueLta.

piña casa

En busca de un lugar…

donde todo deje de doler,

donde las relaciones personales produzcan cosquillas, no desconfianza,

donde existan virus que acaben con el odio,

donde todo sean posibilidades mientras se siga andando,

donde se cuide más que se hiera,

En busca de un lugar…

en el que para quien realmente quiera estar a tu lado…cualquier distancia le sea puente,

en el que la esperanza tenga mas argumentos que el miedo,

en el que la fortaleza sean las personas que se ama,

un lugar…donde abrir una ventana no sea cerrar una puerta,

donde estar en el sitio que estás ahora…

sea más que suficiente.

asomarse a la vida

Mi “sí cumple vida”…

ese día favorito en el que vine al mundo,

en el que se confabuló el universo para colocarme rodeada de seres humanos maraviLLosos en los que acurrucarme cada ocho de abriL,

de esos que me hacen ser mejor persona,

de los que me suman aunque la cuenta pinte a resta.

Mi cumple “Sí”…

día superLativo en el que me dibujan “te quieros” de regalo colgados en girasoles,

día de altos vueLos, de música celestial que sabe a besos,

de magia envuelta en mensajes que convierten abrazos virtuales en sentimientos que me ponen la piel de gallina.

Mi “Sí” cumple…

ese en el que me doy cuenta… de que mi mejor parte es la que toca a la gente que adoro,

en el que sólo puedo sentarme encima de la palabra ¡”GRACIAS”!

y gritaros al oído…

el mejor

“Os quiero”

jamás contado.

Bicilau4

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre. S.  Copyright ©.

 

Dame tu mano…

como si estuvieras aquí…

como si no hubiera “en tu casa o en la mía”…

como si para florecer sólo necesitara imaginármelo…

como si este año mi cumpleaños tuviera como sorpresa poder abrazar a la gente que quiero…

como si en vez de café tuviera besos para desayunar…

como si mi regalo viniera envuelto en abrazos apretados, de los de muy cerca, de los de “me quedo”, de los de “todo pasará”.

Dame la mano…

y deja que las margaritas hagan el resto,

que entre la luz a raudales por mis ventanas,

para que nazcan de todas las ganas que sembraste,

para que crezcan de cada uno de tus síes,

para que no deshojen la primavera,

y que conviertan después de este “quédate en casa” en blanco y negro,

un maravilloso mundo de arcoíris de coLores.

mano con barro y margarita

Él la preguntó…¿Dónde está tu recuerdo favorito?

Y ella lo tuvo claro: -En tus ojos.

Cuestión de respiros…

de contar hasta diez,  hasta once y hasta donde nos lleguen los números,

cuestión de aprender que quizá no era la prisa la dueña de nuestras vidas y sólo la poníamos de excusa para no pensar en lo que debíamos pensar.

Cuestión de tiempo, y de tiempos…

en los que darnos cuenta que necesitamos más de lo necesario a personas y a cosas sólo para distraer a la vida de lo verdaderamente importante.

Cuestión de segundos consecutivos en los que coger el toro por los cuernos, en los que no mentir-nos, en los que hablar con el ser humano que tenemos dentro,

minutos en los que no vendernos la moto con conversaciones banales en nuestra realidad virtual, en nuestras redes sociales, en nuestro universo paralelo, que nos aplauden el ego pero que nos vacían el corazón.

Cuestión de rutina… y de respirarla de una vez por todas, de mirarla cara a cara,

de esa rutina que no valoramos y que es nuestro verdadero país de las maraviLLas,

la luz de la sombra,

nuestro bien más preciado,

nuestra belleza del ser…

nuestro hábito del estar…

la descomunaL heroicidad

del quedarse.

chica en pared

 

 

 

…echo de menos…

el aire que respiran los que quiero,

el ¿cómo estás? acompañado de pocos centímetros de distancia,

los cumples “sí” dentro de la misma habitación,

las sonrisas sin cámaras de por medio,

…echo de menos…

mis paseos por la calle conmigo dentro,

las horas con música en las que canto a grito pelao y me hacen los coros en el coche,

los viajes a ninguna parte con mi “P” del alma,

…echo de menos…

las croquetas de mi madre en su cocina mientras la vida nos regala horas felices,

las paellas de mi padre en el garaje,

las risas desorbitadas de mis tres fantásticos.

…echo de menos…

lo que sabe a más,

los “quedamos en un rato”, los “ahora te veo”, los “esta noche cenamos juntos”… “en tu casa o en la mía”.

…echo de menos al universo y sus risas de primavera…

sus “especialmente en Abril”,

a mis pipas de girasol recién nacidas.

…echo de menos querer y si poder,

extrañar sólo unas horas,

salir de la mano con mi dj favorito a cualquier sitio que no se llame casa.

…echo de menos…

a mis queridos seres preferidos en el mundo…

el aprendizaje de teneros cerca.

..echo de menos…

la vida siendo vida…

con vosotros dentro.

echar de menos