Soy de donde puedo ser frágiL…

de quién me toca y provoca risa para convertirme en música,
de quién mataría por mí molinos de viento,
del que tiene la costumbre de amarme en los días malos,
y me reconcilia con el mundo,
de quién pone mi mar en caLma,
y consiguió que después de ese beso… nada volviera a ser lo mismo,
de quién me eriza la piel un miércoLes cualquiera,
y le promete contarle a mis hijos todas sus equivocaciones, a pesar de su vergüenza, a pesar de los años, a pesar de los daños, sólo para que aprendan,

de quién no es la tirita, sino la cura,

de quién es persona de coLor…

en un día gris.

chica con tirita

Ilustración: Hen Kim

«tu costumbre de amarme,
mi fe,
el silencio y la vida que duerme
en un vagón de tren.
Tu contrato fugaz,
la memoria,
este hilo de voz,
las quimeras que surcan estrechos
y este corazón
que persigue tu rastro
en la alfombra de la habitación»
Ismael Serrano.

Menos mal que Hay gente que mataría… y que mi Jarabe de Luciérnaga  nos regala esta cucharada…que me recuerda que…  ¡hoy es siempre todavía para cualquier cosa!

https://jarabedeluciernaga.wordpress.com/2014/03/11/hay-gente-que-mataria/?fbclid=IwAR1bCMjhsx2RRNocpjY_BPV8v3OxYLKmUOs8PY0YYkomv7iXHov–Lvaf6c

Jugando a caLendarios…

colgar la vida de la cuerda fLoja,
expLorar el tiempo en misión especiaL,
tirarse a las manillas del reloj desencadenando en cada miLisegundo un trocito de ahora,
encontrar el silbido correcto al disimulo adecuado,
entonar los días en un «mí» que se tumbe al «sol»…
Juega a caLendarios…
donde no puedas sembrar, contempLa,
deja al sentimiento a su ser (sin forzarse, ni esforzarse),
que el único pLan sea seguir caminando,
elige tu playlist para el viaje, sus notas sostenidas, sus compases, sus ritmos disonantes, sus pausas, sus monotonías…
déjate ir, bebiendo ayeres, fumando porvenires, vomitando experiencias,
que la complicidad te pille sucediendo, antes de que algo suceda.
Juga a caLendarios…

¡improvisa oLvidos!

¡comete errores!

¡perdónate!

porque quizá el pecado capital del vivir

sea no vivir,  sea no pecar.

explorar

 

Vivir se conjuga ensayando…

con un paso a paso,

con un otra vez más,

con un quiero y no puedo… pero sigo queriendo,

con un «me equivoqué» y a pesar de ello «vuelvo a empezar»,

con un error que besa mejor que sabe,

con una invitación a olvidar lo que no suma,

con la concatenación de principios «contigo»,

…un «the end» que abra otro cuento,

…un «te quiero» como quiere el  mar a la oriLLa,

con un «sin miedo»…

que se contagie…, y que

que se vuelva viraL.

vivir se conjuga ensayando

En el mundo geniaL de los viernes…

apurarse es una tontería,
te puedes alejar para ver perspectivas,
eres lo que se escapa de la rutina,
siempre es el día universal de tirar a la basura los «ojalás» y los «peros»,
se cataloga a las estrellas fugaces de besos que recorren distancias,
me puedes poner la mano en el corazón y escuchar tus latidos,
porque…

¡mírate!

¡haces un día precioso!

En el mundo genial de los viernes…

hacer sonreír a alguien…¡ya es ganar!

hacer sonreír bn

 

 

 

Debe una metáfora*, regaLa otra…

como cuando se roba una sonrisa,
y se abren ventanas en el aLma,
y se ven nubes de algodón,
y su presencia es un tesoro,
y el tiempo es oro si duerme conmigo,
y se te parte el corazón con una lágrima suya,
y todo parece verso cuando se anda textual,
y…
y, y, y…

yo soy su poetísta…

y él…

éL…

mi musa.

musas

» -Pero… ¿Quién te crees que eres?

-Tu poeta… y tú mi musa.

-Y la musa es la que manda.

-Cierto, pero estamos en mi poema. «

El Insomnio de Morfeo.

*

La metáfora es una figura retórica que hace un uso figurado del lenguaje. Generalmente se utiliza para referirse a algo pero sin nombrarlo específicamente. 

Las metáforas utilizan el doble sentido y son una herramienta fundamental para la lingüística y la teoría literaria, y se usa incluso en el lenguaje cotidiano. Las metáforas enriquecen la forma en la que nos expresamos.

Los dos elementos básicos de la metáfora son:

  • Término real, al que se está haciendo referencia en verdad.

  • Término imaginario, a través del cual se hace referencia al primero.

El fundamento entre estas dos entidades es la semejanza que se puede establecer, y allí está la virtud de los grandes autores, en el sentido de saber descubrir estas asociaciones.

La simetría…

de cuando se sonríe por dentro y por fuera,
de que todo sea siempre lo que no parece, pero que a la imaginación  le parezca siempre bien,
del «ser o no ser», y que eso sea la cuestión,
de cuando a besos sí pero a veces no,
del uso del verbo a «amar» con un «tu me» y un «yo te» y de su idéntico significado,
de la luz y la sombra que equilibran una foto,
de los paréntesis y los puntos suspensivos…, que siempre tienen algo más que decir,
del miedo y la valentía, que se unen en cualquier «puedo»,
de la urdimbre y la trama,
de los pies y el camino,
de cuando te vistes de lunares…

y ellos…

encuentran todos los motivos que te faLtan.

wp-15833033382021177765543.jpg

Fotografía: Donde las eLes encuentran su nombre. San Pedro de las Dueñas. León. España.  Copyright ©.

– ¿podré volver a confiar?

-Claro que sí pequeña, la vida tiene una maraviLLosa manera de equilibrarse y cuando menos te lo esperas te regala personas que te hacen recuperar la fe que perdiste con otras.

«Prefiero querer a poder, palpar a pisar, ganar a perder, besar a reñir, bailar a desfilar y disfrutar a medir. Prefiero volar a correr, hacer a pensar, amar a querer, tomar a pedir.» Serrat.

Me caes bien…

así, sin más,

cada vez que te levantas por la mañana y tu cara de entusiasmo al verme amanecer me recuerda que se puede querer a rabiar.

Me caes bien,

así, sin menos,

porque haces que la palabra «fáciL» sea más fácil todavía,

y los enredos de mi pelo, se desenreden entre tus latidos del corazón.

Me caes bien,

sin argumentos, sin pretensiones, -como no puede ser de otra manera-,

sin forzar ni un ápice de sonrisa en mi cara.

Me caes bien,

por la mañana, por la noche, y hasta cuando Morfeo me secuestra para ausentarme del mundo de los despiertos.

Me caes bien,

desde el primer café del día…

porque me haces mejor,

porque querer significa decir muchas veces «lo siento» y que no pase nada,

porque conviertes la palabra debiLidad es una sucesión de letras…

que mimadas al son de besos de mariposa,

cambian su significado…

y

se LLenan de fortaLeza.

pareja desayunando bn