¿Por qué no tener un par de aLas en cada pie?

Ser locos, desenfrenados, en la categoría fuera de concurso…

Raros… muy raros, de los raros que moLan…

de los que se ríen en días de lluvia sólo por llevarle la contraria al tiempo…

de los que bucean sin agua y pescan desde la bañera,

de los que utilizan la soledad para crecer, no para destruirse,

¡Sí!, de esos…

Mister y Miss Imaginación, que ven dibujos en las las gotas del cristal…

que ven mariposas y luciérnagas cualquier lunes por la mañana,

de los que te desean mucho tiempo para observar las nubes,

de los que no buscan… sólo vienen a coincidir.

Rematadamente raros… que mantienen su cuerpo en la tierra y mandan su “todo lo demás” a voLar…

…y es que… por qué no?

si puede ser… ¡porque SÍ!

 

pescar en un water

“La única regla de un viaje es que no vuelvas como te fuiste”.

Anne Carson.

11 respuestas a “¿Por qué no tener un par de aLas en cada pie?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s