Un té que lleve poesía … ¡por favor!

con el que soñar-te a cobro revertido…
con el que explicar-te a besos la lista de la compra,
con el comer-te la sonrisa en a paLabras,
con el que tropezar-te con  “me encantas” como si fueran granitos de arena de playa,
un té calentito…
en el que quedar-te a vivir cada uno de mis verbos.

mano té