¡Quédate!

¡quédate!…

a irte conmigo al fin del mundo,

¡quédate!…

a dar la vuelta a la luna cada vez que se llene de luz,

¡quédate!…

a hablarme de tí,

de tu cuento interior,

de tus lunares,

de lo que no dices en público.

¡quédate!…

a mirar como bailamos sin música,

¡quédate!…

a respetar mis reglas y a enamorarte de mis excepciones,

¡quédate!…

a disipar nuestras interrogaciones,

…pero sobretodo…

¡quédate!…

para decidir conmigo

-una y otra vez-

que ante la duda…

¡lo que diga la pieL!

quédate

 

“Que ningún juez declare mi inocencia, porque, en este proceso a largo plazo buscaré solamente la sentencia a cadena perpetua de tu abrazo.”

Antonio Gala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s