…dónde, cuándo y contigo…

en el lugar inexacto,
en el tiempo verbal imperfecto,
con el “tú” al lado de un “yo”,
con la maleta llena de letras del abecedario,
por si de vez en cuando…
-sólo de vez en cuando-
tenemos que hablar con palabras lo que no podamos decir con besos.

pareja blanco y negro riéndo

 

-Ella se dió cuenta que le gustaba lo impronunciable.

-Él decidió hacerla gemir.