…a raudaLes…

con la “sin medida” exacta…

en la fórmula perfecta en la que se resuelve un “nosotros”,

en ese lugar donde la química del amor se enamora de la literatura,

el espacio entre tus sueños y la almohada,

para que nunca sea cuestión de tiempo…

sino de escoger qué latidos escuchar.

niños besándose riéndo

“Cada ochenta o noventa perlas aparece un diamante. Un diamante, para que me entiendas, es una de esas personas que se hace tan básica y tan importante en tu vida que parece creada únicamente para ti.”
Albert Espinosa.