…descáLzate…

no pierdas el tiempo, escóndelo,

ríete hasta desbordarte,

arrebata tus pasos,

olvídate de los frenos,

que la emoción no te invada, ¡que te conquiste!,

porque cuando se trata de “jugar a vida”…

no hay lugar para zapatos.

pies descalzos bn

-Y tú… ¿ qué vas a tomar?

-Un respiro, gracias.